Al menos 225 personas murieron en el primer semestre de 2022 por fallos en equipos médicos y ascensores que causan los cortes eléctricos en hospitales venezolanos, según el último boletín de la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH) de la ONG Médicos por la Salud.

“Desde el paciente que depende de asistencia respiratoria, el paciente que necesita ser trasladado de manera urgente a otro piso del hospital y los ascensores no funcionan, la falla del servicio eléctrico inevitablemente se traduce en pérdida de calidad del servicio y, en algunos casos, incluso, la muerte de los pacientes”.

Durante la presentación del informe, Gustavo Villasmil, médico y portavoz de la institución, afirmó que esta situación es un drama estructural que forma parte de la “anatomía de la sanidad pública venezolana”.

En el 50,70 % de los 40 principales hospitales del país hubo fallas de luz cada semana. La cifra representa una ligera disminución respecto a 2021, cuando el 53 % de los centros sufrieron apagones.

El documento también reveló que en 13 % de los hospitales no funciona el generador eléctrico, pese a ser el recurso que debe paliar los cortes.

Con información de Runrunes

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Denuncian irregularidades en refugios de Apure

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí