Puente Internacional Simón Bolívar

El puente internacional Simón Bolívar lució abarrotado de ciudadanos que intentaban entrar al hermano país

Por Jonathan Maldonado

Desde la madrugada de este viernes, San Antonio del Táchira fue azotado por aguaceros que se extendieron durante la mañana y estuvieron acompañados de constantes cortes eléctricos en varias comunidades de la ciudad.

A las 12:00 de la medianoche, la mitad del municipio Bolívar quedó a oscuras. Barrios como Lagunitas, Curazao, Libertadores de América, entre otros, pasaron más de ocho horas sin el servicio. A las 6:10 a.m. el fluido trató de restablecerse, pero en cuestión de segundos volvió a interrumpirse.

Cerca de las 8:00 a.m., la electricidad regresó en decenas de hogares, y alrededor de la 11:00 a.m., el calvario se suscitó de nuevo. “Otra vez”, era la frase que más se escuchaba entre los vecinos de las diversas zonas afectadas.

“¿Cómo le pareció el regalito de Corpoelec?, preguntaba un residente de Lagunitas. “Menos mal y la lluvia refrescó un poco la noche y se pudo dormir”, manifestó con su mirada dirigida al cielo, como si lanzara una plegaria para calmar la impotencia que lo embargaba.

Puente abarrotado

El aumento de transeúntes, típico de los viernes, y las precipitaciones, hicieron que el puente internacional Simón Bolívar luciera colapsado desde tempranas horas de la mañana.

La mayor aglomeración se dio después de los contenedores, elementos que en febrero cumplen un año, e impiden el tránsito fluido de ciudadanos, sobre todo cuando hay incremento en el número de viajeros.

Tramo binacional

Muchos ciudadanos, ante las persistentes lluvias, buscaban dónde guarecerse tras cruzar el puente. Los pocos espacios con techo, se vieron atestados rápidamente de venezolanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí