Inicio Cronicas

Cronicas

Cuentan las crónicas que en el mundo de Alejandro Magno, los soldados de Macedonia y de Persia, se preparaban sobre unos platos de pan plano llamados plakuntos, unas tortas o panes sobre los cuales se colocaban una capa de ajo y cebollas aderezados hierbas y especies, y sobre ello queso derretido y dátiles. Las antiguas obras de los escritores griegos describen platos parecidos a este que indicamos, y que seguramente es el antecedente culinario del plato que hoy conocemos como PIZZA.
Con sorpresa ha recibido Adolfo Paolini Pisani, la acogida y algarabía que ha generado en su país de origen la designación otorgada como decano de la Escuela de Derecho de la Universidad de Buckingham en el Reino Unido. Durante entrevista con Frontera Viva, no solo relata su ascenso profesional, también reflexiona sobre la migración venezolana y la actual crisis que atraviesa el país
La migración italiana es presencia europea en Venezuela desde principios del siglo diecinueve cuando comienza a llegar un éxodo que huye de las pandemias, de las pestes asiáticas que diezmaban la población de Italia y de las plagas de insectos que atacaron cultivos y viñedos, obligando a tomar el camino del destierro a familias enteras, a trabajadores de los campos, a representantes de casas comerciales, a emprendedores y técnicos a productores artesanales y a empresarios y obreros que llegaron a los puertos del Caribe venezolano para seguir hacia las zonas urbanas a domiciliarse en pueblos y ciudades, mientras otros migrantes se dirigían a zonas rurales en donde se ubicaron como gente trabajadora en haciendas de cacao, café, ganadería y otros. Esta migración llegó con un gran sentido de familia, con la tradición de sus rituales domésticos a la hora de reunirse para el compartir y celebrar como cultores de la buena mesa. Esa presencia itálica ha demostrado con creces por siglos, que se han conjugado como parte de nuestro país, que han sumado en positivo como ciudadanía y que aportan permanentemente su fuerza laboral con gran valor estético en la cultura gastronómica que hoy en día podemos exponer con orgullo, formada gracias a la presencia italiana de extraordinaria vocación a favor de la buena cocina.
Carmelina Fonzo es una zuliana quien se reinventó en tiempos de pandemia, el emprendimiento que venía desarrollando, ya no fue fructífero y después que sus amigos probaran sus tequeños y le recomendaran a abrir un negocio en...
En las primeras décadas de 1800, muchas familias italianas salieron de su tierra natal debido a la segunda pandemia de cólera asiática; a los problemas políticos que enfrenaba Europa, y a las plagas que afectaban los cultivos de la vid. Encontramos en las crónicas de la época que la familia italiana de apellido Fossi, para los años treinta del siglo XIX en Maracaibo era reconocida a nivel diplomático, pues uno de sus integrantes el señor Francesco Fossi Anselmi ejercía sus funciones diplomáticas, como cónsul de Génova. En el año de 1835 otros integrantes de la familia Fossi Aselmi aparecen en la crónica que cuenta de la llegada del velero "Madonna del Carmine" al puerto de Maracaibo procedente de la población marítima italiana Marciana Marina, Isla de Elba.
Miladys Parejo, es una socióloga que ama el arte y por eso ha convertido su casa en galería y desde hace varios años presta sus instalaciones a diversos artistas para que expongan sus trabajos, teniendo siempre...
El primero de junio día de Italia, en homenaje a la presencia italiana en esta frontera, comencé a escribir para esta página, sobre la migración que con mayor relieve cultural nos ha marcado como país de emigrantes a los venezolanos, y en especial en esta región colombo venezolana, al Táchira y el Norte de Santander.
Giselle Bonet, es una venezolana emprendedora, especialista en importaciones y en comercio internacional que desde hace casi ocho años se estableció en China porque vió el universo de oportunidades en este país y las necesidades de negocio...
Un grupo de 16 ciudadanos de los 28 que están siendo procesados por los sucesos del estado Apure, fueron trasladados a los tribunales militares del fronterizo estado Táchira, al suroeste de Venezuela. Familiares y la ONG, FundaRedes, realizaron acompañamiento a las afueras de la institución de justicia militar en donde se esperaba que el juez de la causa atendiera las solicitudes de libertad para los acusados a quienes no se les han comprobado hasta el momento la comisión de ningún delito.
En las primeras notas que sobre la fabricación del pan en los campos del Táchira hicieran Luis Felipe Ramón y Rivera e Isabel Aretz, publicada en su obra Folcklore tachirense, nos dicen que desde tiempos de la colonia española, “el pan de trigo se fabrica en mayor proporción que en otras zonas en el Distrito Junín, hacia el sur de Delicias Y en el Distrito Jáuregui, en las zonas cercanas a La Grita"

Más vistos

Destacados del día