Hubo una Venezuela que incentivaba al capital extranjero a invertir porque en ella existía un sólido respeto a la propiedad privada, a los contratos entre partes, y un mercado con reglas claras. Esto se puede evidenciar en los inversionistas que tuvo.

Nelson Rockefeller, nieto del distinguido magnate del petróleo, John Rockefeller, fue uno de esos capitalistas que vio en la Venezuela de la primera mitad del pasado siglo XIX, un lugar ideal para llevar a cabo diferentes inversiones.

La compañía que había fundado su abuelo en 1870 en Cleveland, Estados Unidos, la Standard Oil, había comenzado a funcionar en Venezuela desde 1921, con excelentes resultados. Y fue precisamente a raíz de estos negocios, que Nelson Rockefeller visitó el país por primera vez en 1937. Fungía entonces como encargado de la Creole Petroleum Corporation (surgida de la fusión entre la Standard Oil de Venezuela y de la Lago Petroleum).

El viaje le bastó a Rockefeller para ver las potenciales áreas de inversión que existían en el país. Dos años más tarde, en 1937, iniciaba la construcción del Hotel Ávila, ubicado en el sector San Bernardino en Caracas.

Según cuenta Lorenzo González Casas, en su ensayo “Nelson A. Rockefeller y la modernidad venezolana: intercambios, empresas y lugares a mediados del siglo XX”, la decisión de erigir un hotel en la capital fue en parte una recomendación dada por el mismo presidente de la República, Eleazar López Contreras.

Posterior a ello, fundó el 16 de abril de 1940 la Compañía de Fomento Venezolano S.A., e impulsó el llamado “Plan Rockefeller”, con el cual buscó crear asociaciones con capitalistas nacionales para impulsar una serie de empresas.

Le puede interesar.  La extravagante adquisición de Nicolás Maduro en medio de la crisis

En 1947, creó la Venezuelan Basic Economy Corporation (VBEC), que luego se pasaría a llamar International Basic Economy Corporation (IBEC), la cual era una organización que estaba conformada por cuatro empresas que se dedicaban a distintas áreas: pesca, agricultura, mayorista de alimentos e industria láctea. Posteriormente con esta organización incursionó en actividades de servicio financiero y construcción de viviendas.

Con la IBEC, según datos de la Biblioteca de la Fundación Empresas Polar, Rockefeller integró empresas como la Monte Sacro C.A., encargada de trabajos agrícolas en el hato ganadero en Chirgua, estado Carabobo, (perteneció a la familia Bolívar). Las que son consideradas las primeras grajas avícolas del país, Desarrollo Agrícola, C.A. y Reproductora Avícola C.A., así como también la C.A. Distribuidora de Alimentos (CADA).

Así mismo, dentro de esta red de emprendimientos, figuraron la “Distribuidora de Productos Lácteos C.A. e Industrias Lácteas C.A. (INDULAC), Procafé de Venezuela C.A. (productora de Café El Peñón) y las Industrias Integradas S.A. (productora de utensilios caseros y de línea blanca para el hogar)”, tal como refiere la Biblioteca de la Fundación Empresas Polar.

Vale acotar que C.A. Distribuidora de Alimentos (CADA), inauguró su primer supermercado en 1949, bajo el nombre de “Todos”, que con el tiempo se llamarían CADA, y comprenderían cadenas de centros comerciales ubicados en diferentes ciudades. Lorenzo González Casa sostiene que para 1974, CADA era dueña de 44 supermercados en el país.

Por desgracia, a partir de 1973, la IBEC empezó a reducir sus actividades en las áreas citadas, desincentivada por la adhesión de Venezuela al Pacto Andino, que limitaba fuertemente la inversión privada extrajera y exigía a la existente en el país pasar a manos de capital privado nacional.

Le puede interesar.  Laidy Gómez: “Es responsabilidad del ministro cualquier cadena de propagación que se genere en Táchira”

Fue por esta causa que Rockefeller tomó la decisión de vender sus activos a la Organización Diego Cisneros, poniendo punto final a 36 años de historia en el país. Posteriormente, en 1976, correría un destino similar la Creole Petroleum Corporartion, cuando se promulgó la Ley de Nacionalización Petrolera, finalizando definitivamente su nexo con Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí