Jairo Yánez nuevo alcalde de Cúcuta

Cúcuta comenzó la semana hablando de un tema distinto a lo tradicional: la crisis económica, el desempleo, la informalidad, la migración venezolana, la delincuencia. Ni siquiera es comentario el triunfo aplastante de Silvano Serrano en las elecciones para Gobernador el pasado domingo. El tema obligado en cada esquina de la ciudad, en cada conversación de hogar es el sorpresivo triunfo del “viejito del megáfono”, alcalde electo de la ciudad Jairo Yañez.

Y es que Yañez, ingeniero, empresario del sector arcilla, se había presentado como precandidato a las primarias del Centro Democrático en la entidad. A ese proceso renunció hace cuatro meses y es, en ése preciso momento, cuando sus amigos del grupo cultural “Cinco a las cinco”, el polémico ex Alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández y el propio líder de la Alianza Verde y excandidato presidencial Sergio Fajardo lo convencieron para que presentara su nombre postulado por los verdes a la alcaldía de Cúcuta.

La verdad es que muy pocos creían en las posibilidades de esta campaña especialmente cuando enfrentaba a las postulaciones de Jorge Acevedo, con el apoyo de casi todos los partidos de derecha y sus maquinarias, además de la bendición del exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez, a quien, hasta el domingo y a pesar de estar cumpliendo sentencia por su vinculación a un homicidio, se le atribuía en la ciudad el poder de manejar a su antojo masas electorales en el sector popular de Atalaya suficientemente activas como para elegir el alcalde de su feudo.

El otro obstáculo era él, también exalcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez quien había dejado en la ciudad buena impresión y del cual se esperaba un caudal importante de votos de aquellos sectores indecisos e independientes de la maquinaria electoral. Su tercer gran obstáculo era la abstención, tradicionalmente del 60% del universo electoral local, que dejaba en manos de los partidos la movilización de votos.

A pesar de esto Yañez hizo lo imposible: vencer. Y vencer con holgura, 110.462 votos 20 mil por encima de Acevedo, quebrando el liderazgo de la clase política tradicional en la ciudad y creando un fenómeno político de centro frente a la polarización entre izquierda y derecha en la principal ciudad colombiana de frontera.

SU VISIÓN SOBRE LA MIGRACIÓN    

Yañez era objeto de burlas por sus competidores cuando recorría las calles de Cúcuta con un megáfono, rodeado de decenas de jóvenes en su mayoría, en una campaña que su padrino político, Sergio Fajardo, denominó como “alternativa y creativa”.

Las promesas del alcalde electo de Cúcuta, expresadas en su programa de gobierno, son 50 en las áreas de la economía, transparencia, movilidad y transporte, ambiente, cultura, función pública, migración y fronteras. Lo que, según se perfila, será un gobierno entre el 2020 y 2023 de fuerte acento en la promoción del desarrollo local y lo que él ha señalado: la limpieza de la alcaldía, mayor participación ciudadana y la demolición de las mafias corruptas allí enquistadas.

Este fue el mensaje que más llamó la atención de los cucuteños que demostraron, con sus votos, estar cansados de la política tradicional al punto de apostar por un proyecto político totalmente diferente para la ciudad.

El tema de migración venezolana para el alcalde electo de Cúcuta fue marginal en su programa de gobierno denominado “Cúcuta 2050, estrategia para todos”. Sin embargo, en declaraciones públicas al Diario La Opinión de Cúcuta, el pasado 23 de octubre amplió posición sobre el mismo.

Yañez señaló su deseo de impulsar la construcción de una base de datos  “de perfiles, competencias, artes y oficios de toda ésa población venezolana que nos está llegando”. Considera que la ausencia de este perfil de la migración impide el desarrollo de una política seria de incorporación productiva de los migrantes a la entidad. Asegura que este es el punto de partida de un “ejercicio de capacitación y de formación para intentar impactar a los migrantes con una política coherente de empleo”.

El alcalde electo, en el discurso luego de conocerse los resultados electorales, señaló su compromiso con los jóvenes prometiéndoles que su gestión estará dirigida a la construcción de “oportunidades” para ellos.

Para Yañez no es un camino fácil el que se inicia el próximo 1 de enero del 2020. Su gestión distinta deberá enfrentar un Concejo Municipal claramente opositor con una mayoría de representantes de la clase política que derrotó. (Alans Peralta)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí