Felimar Luque, una médica venezolana que vendía arepas en Perú para poder garantizar sus ingresos, fue captada por uno de los principales hospitales de ese país para apoyar en el plan de emergencia para atender a los pacientes con Covid-19.

La ginecóloga, quien cursó sus estudios y ejerció por cuatro años en Venezuela, llegó a Perú a inicios de 2019 al escapar de la crisis económica que vive su nación de origen. Sin embargo, pese a su profesión universitaria le resultó muy difícil conseguir trabajo en el área de la medicina, reseñó BBC News.

Para poder cubrir sus gastos y los de su familia, a quienes enviaba dinero, decidió ponerse a trabajar, junto con su hermana, vendiendo arepas. Tras un año en esta faena, paradójicamente la crisis por el Covid-19 le trajo una nueva oportunidad: fue captada por el Hospital Edgardo Rebagliati Martins, el complejo hospitalario más importante de la seguridad social peruana para formar parte del personal médico.

Aunque el contrato dice ‘solo pandemia’, yo confío, Dios quiera, que nos dejen trabajando como tal. Ya ellos saben que soy especialista, que estoy en proceso de mi registro nacional de especialista acá en Perú. Y si no, bueno, como médico general, que ya tengo todo legal”, contó la joven venezolana a BBC News.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí