En reiteradas ocasiones, defensores de los derechos animales habían alertado sobre las estafas, maltrato animal, violencia contra la mujer, apropiación indebida de recursos, usurpación de funciones, alianzas con grupos irregulares, además de presentar un show mediático para captar donativos, parte de las dinámicas que empleó Jonatan Alberto Palacios Castillo, quien se ha presentado en la fronteriza población de San Antonio del Táchira como gerente general de la fundación protectora de animales.   

*** Redacción Frontera Viva

Medios del estado fronterizo del Táchira reseñaron la detención del director de la fundación protectora de animales, FundaBolívar, por presuntamente haber incumplido la Ley Contra el Odio.

De acuerdo con la información, Jonatan Palacios habría sido citado y posteriormente detenido en la sede del CICPC del municipio Bolívar por haber publicado en sus redes sociales una foto del Fiscal del régimen, Tarek William Saab, en compañía de un mono Capuchino; publicación que ya no está disponible ni en la cuenta de FundaBolívar ni en la de Palacios.

Tras saberse de la aprehensión, proteccionistas han intensificado sus denuncias contra Palacios sobre presuntas estafas, maltrato animal, usurpación de funciones, entre otras acusaciones.

Historias y denuncias

Desconsolada y triste, Trina de Guanipa relató la historia que le cambio sus días. Ya no duerme tranquila, está nerviosa y solo piensa en Timoteo, un pequeño mono araguato que había domesticado y mantenía en su residencia en el municipio fronterizo Junín del estado Táchira, desde hace 11 años.

Representantes de FundaBolivar, ingresaron a la casa de la familia Guanipa, violando las leyes venezolanas, bajo amenaza y sacaron el animal a la fuerza para llevarlo hasta la sede de la organización, ubicada en población fronteriza de San Antonio del Táchira, contó la propietaria del animal.

“Estoy desanimada y triste por mi mono. No veo solución, está flaquito en una jaula…lloro por él y nadie me oye. Le he pedido a Dios pero ya no sé qué hacer por mi pobre Timoteo que debe estar pasando hambre. No he tenido vida desde que se lo llevaron”.

FundaBolivar llegó a la vivienda en dos patrullas, una camioneta con jaulas y dos motorizados, como si se tratara de un enfrentamiento con un criminal. Le exigieron a la adulta mayor que abriera la puerta, de lo contrario seria detenida.

Trina Guanipa, narró el dolor y el maltrato sufrido mientras le arrebatan a su mono

La afectada identificó a  Jonatan Alberto Palacios Castillo, quien dice ser el Gerente General de FundaBolivar, como el autor no solo de los atropellos sufridos, también de haber arrebatado a Timoteo de sus brazos.

Se trata de un robo porque Jonatan Palacios no es ninguna autoridad para realizar estos decomisos dijo la bióloga y protectora de la fauna silvestre, Diana Duque.

“Maltrató y expuso a una señora de la tercera edad que ahora lo ha demandado por violencia en contra de la mujer. Le arrebató su mono para llevarlo a un refugio de perros y lo mantienen en una jaula”.

Por violencia psicológica en contra de la mujer han denunciado a Jonatan Palacios.

Propietarios de refugios para animales, denuncian que la práctica es habitual en FundaBolivar, desde que llegó Palacios.

Una perra raza pitbull fue arrebatada a su dueña, quién acudió a la fiscalía del Ministerio Público a interponer la denuncia y no le devolvieron el animal. Luego un joven fue perseguido por Palacios y despojado en una calle de San Antonio, de su perra pincher, dijo Ángela Reyes, propietaria del refugio para mascotas “La Manada de Reyes”.  

Cuando a Palacios se le empezó a cuestionar el número de perros que tenía bajo resguardo se fue a la vía de Colon, municipio Ayacucho del estado Táchira y le quitó 14 perros que cuidaba una señora en esa localidad, sin importar que al poco tiempo la dama enfermo de pena moral y no sabemos si falleció, agregó.

Para Reyes, resulta triste que Jonatan Palacios, abuse desmedidamente de las personas adultas, sobretodo de las mujeres, se hagan denuncias y nada pase.

Animales en peligro

Los animalistas, benefactores y especialistas en temas de animales consultados, coinciden en decir que FundaBolivar fue una organización creada con principios humanistas que la rigieron por un tiempo pero está función se desvió.

Los animales no están protegidos, se obtiene provecho por ellos y quienes administran la fundación, actúan de manera ilegal apropiándose de fauna silvestre, además se ha evidenciado el desvío de recursos provenientes de las donaciones.

Diana Liz Duque, bióloga y directora del Proyecto Mono-Araña, para la protección del bosque de Caparo (Barinas) y su fauna, denunció a Jonatan Palacios de FundaBolivar, de haber cometido una serie de irregularidades con la fauna silvestre y los perros, interviniéndolos  sin ser especialista, ni veterinario.

La fundación no cuenta con refugio para la fauna, no tiene veterinarios graduados y no saben manejar animales silvestres. Tampoco consultan con especialistas, agregó la bióloga venezolana.

Han realizado liberaciones ilegales de monos y aves condenándolos a la muerte. Realizaron un mal manejo en diferentes animales  para hacer vídeos virales causándoles estrés, maltrato y la muerte. En otros casos personas no autorizadas han aplicado la eutanasia a perros cuando es una función exclusiva de los veterinarios, agregó.

Han denunciado que personas no autorizadas estarían aplicando la eutanasia a los perros albergados en FundaBolivar

La especialista denunció que ha realizado decomisos ilegales de fauna, siendo la autoridad encargada para las incautaciones el Ministerio de Ecosocialismo. Los animales dentro del refugio y las jornadas que ofrecen son atendidos por técnicos veterinarios y la referida especialidad (carrera) no existe en Venezuela.

“Están usurpando cargos y eso es ilegal,  además de poner en peligro a cientos de animales por su mal manejo”, dijo Diana Duque.

Bárbara Magonara, habitante de San Antonio del Táchira, es una de las personas que se estaría desempeñando como “técnico veterinarios” dentro de FundaBolivar, cuando su verdadera profesión es Técnico Superior en Administración, mención Banca y Finanzas.

Esta acción es penada por las leyes venezolanas pues ha llegado a realizar prácticas no autorizadas para su perfil profesional.

Mala praxis

La incautación, manipulación y posterior liberación de tres monos   capuchinos, sin la autorización de autoridades del ambiente y sin los debidos protocolos de rehabilitación, ponen en peligro a estos animales y lo más probable es que los monos murieron, detalló la bióloga Duque.

En los vídeos que se publican en las redes sociales, se ha podido constatar que han llevado  monos al refugio y se desconoce cómo han terminado. Los llevan a jaulas a cumplir el proceso de rehabilitación cuando se sabe que la acción no es la requerida para el animal. Otros han sido liberados y en el momento de hacerlo el animal se muestra desconcertado y sin saber qué hacer, añadió. 

El caso de una perezosa quedó constatado en varios vídeos y demuestra el maltrato a los animales hasta causar la muerte, por parte de Jonatan Palacios. Las  malas prácticas van desde el rescate, uso exagerado de la fuerza y el empleo de equipos causándole estrés y curándolos sin anestesia.

“Ninguna de las personas que quedan registradas en los videos de FundaBolivar, es veterinario, ya cuando el animal estaba muy  y estresado fue que lo vio un veterinario graduado”.

En otro caso se le amputó una pata a otra perezosa y la mantuvo por más de un mes con un sufrimiento innecesario, apuntó.

Le puede interesar.  "Lo humano está por encima de las diatribas políticas": CEV urge vacunación segura para la población venezolana

En las imágenes videografícas se puede comprobar a Palacios, dando órdenes al supuesto personal técnico de cómo se debe atender a un animal, frente a dos casos graves de perros envenenados.

Los animales no son evaluados por médicos veterinarios

“A Palacios solo le importa registrar el show mediático para colgarlo en las redes. Él mismo se ocupa de grabarse, aplicando técnicas que no son las apropiadas y lo que incrementan es el maltrato a los animales. Se trata de ocho vídeos donde se usó a dos perritos que estaban graves, sin darle atención profesional veterinaria. Alargaron su agonía por unos vídeos”, denunció la especialista.

Sin licencia

FundaBolivar, no cuenta con permisos para mantener, decomisar y liberar fauna silvestre, como corresponde por ley. Ante la Dirección de Diversidad Biológica del Ministerio de Ecosocialismo, han llegado las denuncias en base a la Ley de Protección a la Fauna Silvestre y Ley de Gestión de Biodiversidad, informó Diana Duque.

La liberación de aves de manera ilegal condenándolas a muerte, como el caso de unos pericos australianos y la tenencia ilegal de  dos búhos y dos osos hormigueros, debe poner en alerta a los organismos de protección de fauna, reseñó.

El Ministerio de Ecosocialismo, Táchira ha sido diligente al recibir la denuncia y fueron al refugio junto a una comisión de la Defensoría del Pueblo y FundaBolivar no los dejo entrar, comentó Duque.

FundaBolivar niega el acceso al Ministerio de Ecosocialismo a sus instalaciones

La directora del ministerio tomó fotos de un sitio cerca del refugio donde verificó el tipo de  comida que le dan a los perros, (desperdicios), la acción condujo a Jonatan Palacios a amenazar públicamente y someter al escarnio público a la funcionaria,   llamándola secuestradora, reveló Duque.

“Conmigo también lo ha hecho, además de faltarnos al respeto en sus vídeos lo que ha motivado una batería de insultos por parte de sus seguidores. Me acusa de crear una campaña violenta en contra de FundaBolivar, cuando es él quien puede llegar a hacer daño a los animales y con esos vídeos que publica que incita al odio. Hasta amenazas de muerte me han escrito sus seguidores”.

Las donaciones

Las anteriores no son las únicas denuncias que ha recibido este medio de comunicación en contra de Palacios Castillo, oriundo de Medellín, Colombia y residenciado en el municipio Bolívar.

A pesar de identificarse como el representante legal (Gerente General) de FundaBolivar, Palacios no lo es, ni siquiera aparece como integrante de la organización y así lo demuestra el acta constitutiva.

Acta constitutiva de la fundación animalista, ambientalista Bolívar, donde no está reflejada la participación de Jonatan Palacios

La fundación se presenta como una institución sin fines de lucro, no gubernamental y “el refugio más grande de Venezuela” para animales rescatados de la calle.

Se encuentra en constante campaña de recolección de fondos para el funcionamiento y aseguran que tienen bajo su cuidado a unos 400 animalitos, entre caninos y especies silvestres que están en riesgo al no recibir aportes la fundación.

Quienes sienten amor y respeto por los animales se han hecho solidarios con la causa hasta el punto de enviar  a FundaBolivar dinero desde el exterior que sería utilizado en el cuidado y protección de los indefensos seres.

Javier Sánchez, abogado venezolano residenciado actualmente en los Estados Unidos, fue uno de los principales benefactores de Fundabolivar por un lapso de tres años.

“No he sacado las cuentas de la cantidad que doné porque me duele recordarlo. Siempre eran mensuales 294.000 pesos más otros miles de dólares que le giré durante tres años”.

La relación entre Sánchez y FundaBolivar se inició a través de WhataApp, luego de ver los vídeos y el llamado de ayuda constante que se hace en las redes sociales para la recaudación de fondos.

“Los contacté y pregunté cómo podía ayudarles. Si les servía que comprara alimentos para los animales en Cúcuta, teniendo en cuenta que en varias publicaciones explicaban que viajaban a Colombia a comprar insumos que en Venezuela no se conseguían. Jonatan dijo no, es mejor dinero en efectivo”.

El benefactor cada mes de manera constante transfería un monto de dinero a Jonatan Alberto Palacios, a través de agencias de giros internacionales localizadas en Cúcuta.

Luego de un tiempo realizando las transferencias monetarias,  Javier Sánchez fue notificado por quien dice ser el Gerente General de la fundación, que en adelante debía realizar los giros a nombre de unos amigos que resultaron ser un empleado y la esposa. Esas personas se encargarían de retirar lo enviado y entregarlo en San Antonio, ante la dificultad que presentaba Palacios, para llegar hasta Cúcuta.

Recibos y constancias de transferencias y giros realizados a Jonatan Palacios y otros trabajadores de FundaBolivar desde el exterior pueden ser consultadas en el siguiente link https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10164082342845603&id=749555602

Primer campanazo

A Jonatan Palacios lo describen como un hombre astuto, manipulador y calculador, características que fue revelando a medida que transcurrió el tiempo y se iba familiarizando con el benefactor.

Es experto en hacer vídeo dramáticos que muestren el sufrimiento de los animales para que la gente lo victimice y le envíen aportes, denunció Javier Sánchez.

“Es un charlatán y yo caí al ver en las imágenes el sufrimiento de los animalitos. Veía que había necesidades porque en todos los vídeos piden ayuda para supuestamente poder continuar”.

Las alarmas se encendieron cuando Palacios, le solicitó a Javier Sánchez un monto significativo de dinero para hacer un supuesto negocios con el que recaudaría más dinero para la fundación.

“Doné pero no todo lo que él quería para la compra de unas motos”.

Más adelante FundaBolivar inició una campaña GoFundMe para la recolección de fondos que serían destinados al pago de deudas contraídas por la organización. “Las deudas son a raíz del dinero que Jonatan pidió prestado para hacer negocios que resultaron un fraude o al menos eso fue lo que él dijo”.

Con los fondos recaudados en la campaña internacional, Jonatan Palacios, viajó al Amazonas, en la misma fecha en la que se desató el voraz incendio, señaló Javier Sánchez.

“Usó el dinero que era para el centro de resguardo de animales en un viaje al Amazonas y fue en ese momento que comencé a pedirle cuentas. Le exigí me mostrara registros contables,  balances y los recibos que se supone toda organización debe tener. Como resultado después de meses de insistir, Jonatan, me bloqueó en las redes sociales y me mandó al grupo de seguidores que tiene a atacarme”.

Javier Sánchez, consignó a este medio más de 100 recibos,  mensajes y audios de conversaciones sostenidas con Jonatan Alberto Palacios. En cada una de ellas se pudo constatar y verificar los montos en dólares, los retiro en pesos colombianos que se hacían mensualmente a la organización protectora de animales en la ciudad colombiana de Cúcuta, así como los audios de las conversaciones sostenidas. 

En ascenso

Quienes conocen a Palacios, confirman que llegó a San Antonio, hace unos 13 años, con escasos recursos económicos y recibió apoyo de personas de la comunidad que le dieron alojamiento en sus viviendas.

Le puede interesar.  El drama de un retornado: “Cuando todo pase me regreso a Colombia”

“Lo conocí en un programa de gnosis y llegó como refugiado porque al parecer venía huyendo de Colombia. Andaba de casa en casa con la esposa que tenía. Empecé a incursionar en el cuidado de perros y él se animó y me siguió”, recordó Ángela Reyes.

Con el tiempo empecé a conocer a Jonatan Palacios y decidí alejarme de él, no llevarlo en la fundación que recién creaba porque no estaba de acuerdo con algunas cosas que hacía, aseguró Reyes.

FundaBolivar ya existía cuando Jonatan entró allí para ayudar. Ahí le pagaban algo. La sede de la fundación era en El Palotal y quien la creó fue el señor Panayotis Arvanitis Gómez. Era él quien pagaba a los empleados, el alquiler del local, veterinarios y la comida de los animales, aseguró Ángela Reyes.

“Palacios jamás pudo haber iniciado algo porque llegó a Venezuela sin un peso”.

Al poco tiempo de Palacios llegar como empleado a la fundación, se inicia un clima de malestar y malos entendidos que conllevó a algunas personas a abandonar el proyecto, recordó la cuidadora de perros.

El presidente de la fundación viajaba regularmente y dejaba encargado a Jonatan, espacio que él aprovechó para tomar impulso y adueñarse de FundaBolivar, al punto que el verdadero fundador renunció.

“Palacios pasa por encima de quién sea con la intensión de lograr los objetivos. Hizo una campaña GoFundMe, con la que recolectó unos 20.000 dólares para salvar el Amazonas y cuando las personas que hicieron donativos empezaron a pedir cuentas, vinieron los insultos. Le recriminé la actuación y me convirtió en su enemiga”.

Cuando Vielma Mora, gobernaba el Táchira los cuidadores de perros recibían arroz, purina, entre otros alimentos para los animales y Jonatan Palacios, no entregaba el donativo completo a las organizaciones, “ahí descubrí aún más quién era él”, detalló Reyes.

Lo señalan de amarillista y querer utilizar el dolor de los animales para mover sentimientos y conseguir donaciones de dinero.

“Es un colombiano que reniega de su país, aplaudió el cierre de la frontera y ahora se queja por tener que pasar por trochas para ir a cobrar a Cúcuta los giros de las donaciones que recibe”.

No tiene estatus legal en Venezuela, no posee ninguna figura jurídica que lo avale como gerente de FundaBolivar pero si recibe dólares de Estados Unidos y dispone de ellos.  Al no aparecer dentro del acta constitutiva, no responde por el dinero que se le entrega, agregó Javier Sánchez.

El abogado venezolano reveló a este medio de comunicación que Jonatan Palacios, lo amenazó cuando le exigió dar cuentas por el dinero entregado.

En el historial de Palacios, se encuentran los nexos políticos y la amistad con el actual alcalde de San Antonio del Táchira, lo que le permiten moverse con tranquilidad en la población y hacer cosas que no están permitidas a un ciudadano común, precisó.

Nadie lo toca 

A pesar de existir mil motivos, a Jonatan Palacios no lo tocan porque él apoya a grupos ilegales, trasladándolos de un lado a otro de la frontera,  aseguró el abogado Javier Sánchez.

“Al bajarle el número de las donaciones ahora se encarga de traer personas desde Cúcuta, los pasa por trochas y los sube a los carros de la fundación, les pone un chaleco y los lleva a distintas zonas, cobrando en dólares”.

El abandono a los animales, las malas praxis e irregularidades en el manejo del refugio, forman parte de las denuncias hechas en contra de Jonatan Palacios.

“He llegado al lugar y he visto como obligan a los perritos a comer sopa podrida. Les reclamé una vez a los cuidadores y les expliqué que eso les hacía daño a los animales. Ese mismo día constaté que habían perros muertos y en estado de descomposición dentro del refugio (…)”, reveló Ángela Reyes.

La protectora de animales denunció que ha recibido amenazas de Palacios quien llegó a su casa en una oportunidad con un grupo de motorizados y la amedrantó haciendo vídeos y tomando fotografías.

Cuentas turbias

El pasado 4 de Julio, Jonathan Palacios, declaró al medio digital La Prensa Táchira los gastos mensuales que genera FundaBolivar: “Al menos son 8 mil o 10 mil dólares en gastos mensuales, y solo se logran recoger con las donaciones el 40 por ciento, el resto lo solventan con recursos propios”.

La pregunta que todos se hacen en la población fronteriza ¿cómo obtiene Palacios entre 5000 a 6000 dólares mensuales para inyectar a la fundación recursos sacados de su bolsillo? ¿a qué se dedica en medio de la depresión económica generada por la pandemia que tiene la capacidad de aportar una suma tan considerable de dinero? ¿o está mintiendo?

Denuncian que Palacios, posee un estudio de videografía y comunicaciones en San Antonio del Táchira, con al menos 10 personas trabajando diariamente en el lugar y nadie comprende cómo alguien que está necesitando recursos económicos para levantar un refugio se compra una moto de alta cilindrada.

“Está situación no puede seguir así, ese señor está abusando de quienes donan el dinero a los animales”, declaró Ángela Reyes.

Harry Gil, cofundador de la fundación San Roque, México-Venezuela, dijo que para demostrar el fraude que Jonatán Palacios, hace con las donaciones que recibe solo basta hacer una revisión a las campañas de GoFundMe que ha realizado.

“Pregunten dónde está el dinero recaudado. Que muestre las factura de compra de comida, servicios veterinarios y medicinas, que valga decir no compran ni medicinas, ni comida y tampoco van a veterinarios porque les cobran y a él le gusta todo gratis”.

De acuerdo a Gil el destino del dinero recaudado se ve reflejado en el mantenimiento del auto de Palacios y sus consumos personales.

“Muestra una nómina de 50 empleados que es totalmente falsa porque ni siquiera cuenta con 50 perros en el refugio. Él se ha centrado en pedir dinero para los perritos, jamás lo hace para la fauna silvestre: aves, monos y demás. Tiene una estructura delincuencial creada para gastarse el dinero que le dan para el cuidado de los perros”.

Aclaró Gil que las acusaciones que se hacen no son en contra de FundaBolivar que en una ocasión estuvo bien direccionada. Las acusaciones son en contra de Palacios.   

“En esa época se creó la organización habían 200 animales y yo mismo fui testigo del buen trato que se le daba. Después de salir el señor Panayotis, FundaBolivar se convirtió en la caja chica de Jonatan Alberto Palacios Castillo y ahora la usa para captar recursos y cuenta en el inventario hasta los zancudos que rondan el lugar donde funcionan”.

Denunció que el trabajo de Palacios es “enamorar incautos” para lograr jugosas donaciones que en oportunidades superan los 20.000 dólares, reiteró.

Quienes no le tenemos miedo, nos atrevemos a denunciar a Palacios y las malas políticas que ha ejercido frente a FundaBolivar. Lo hago desde que empecé a observar que a los perros se les alimenta con huesos, pellejos y comida descompuesta y ni siquiera los vacunan porque él dice que no es necesaria ninguna vacuna”.

Palacios reconoce que no son tan necesarias las vacunas para los perros y que Fundabolivar cuenta con “técnicos veterinarios” y no médicos veterinarios

Al cierre del trabajo periodístico, continuaban llegando acusaciones, vídeos y mensajes a la sala de redacción de este medio en donde se constataban las denuncias hechas por los defensores de animales y alertaban sobre negocios fraudulentos que pueden estarse ocultando detrás de la fachada de FundaBolivar.  

7 COMENTARIOS

  1. Que horror cómo juegan con la vida de seres vivos que dolor ,,q robl q estafa. Tan grande ,,q pague q devuelva todo lo q robo pobres animales

  2. Yo fui a fundabolivar vi la cantidad de animalitos q tienen eso genera gastos altisimos.con los pocos recursos Q tenian hacían milagros.este artículo sólo habla pestes de el. Son buenas personas q luchan los los animales y solo ustedes desprestigian a ellos causando daño a los animales. Hay vídeosde animales en mal estado xq así llegan al refugio pero ellos hacían lo posible x salvarlos dejen de juzgan mal q eso afecto a los pobres animalitos

  3. Q triste leer tanta calumnia sobre el trabajo d Jonatan por el odio y la eNVidia de ex empleados esa señora reyes es una sucia y desagradecida lo q hacen con palacios es una injusticia pero toca ver este ejemplo para dars3 cuenta q en este país no hay estado de derecho nunca hubo malversación d3 fondos ni maltrato animal mucho menos estafas todo esto lo hicieron por q andaba buscando justicia por la muerte de los 3 integrantes d3 la Fundación y quiso enfrentar a las mafias d3 la frontera es una injusticia por encima de todas las mentiras q publican y el mono de la señora de rubio es ilegal tener un animal de esos en cautiverio el trato q tenia en funda Bolivar era digno

  4. este tipo debe pagar por sus delitos, ya IRRAEL lo denunció y cuando este pana denuncia, se hace justicia pues irrael siempre da las informaciones verdaderas y no se pela. Dios es un dios de justicia y a este tal jonathan le llegó su hora de pagar

  5. Que horror como dañan m imagen de una persona yo creo que aquí hay muchas cosas que no cuadran acá solo hablan mal de una persona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí