La ONG Una Ventana a la Libertad denunció los innumerables casos de abuso que sufren las mujeres detenidas en las comisarías policiales del país, especialmente, abuso sexual.

“En marzo de 2019 ya hablábamos de esta manera de violencia sexual contra la mujer y donde las utilizaban a manera de intercambio, de favores sexuales a cambio de alimentación o de seguridad”, dijo Carlos Nieto Palma, coordinador de la ONG.

Declaró que esa es una situación que se viene presentando desde hace mucho tiempo y que uno de los inconvenientes que promueven los casos de violencia sexual, es que los sitios de detención temporal se transformaron en cárceles.

Asimismo, denunció que hombres y mujeres no están separados, por lo que se presencian abusos sexuales hacia las detenidas. “A veces consensuado, a veces no, pero es una situación complicada” alertó.

Violación y asesinato en Polizamora

El pasado 13 de marzo se registró un hecho irregular que encendieron las alarmas sobre lo que ocurre en los calabozos de la Policía Municipal de Zamora (Polizamora), en Guatire estado Miranda.

Como Daniela Geraldine Figueredo Salazar, de 19 años de edad, fue identificada la joven que fue asesinada en dicho centro de detención al recibir un disparo del arma de un funcionario de ese cuerpo policial.

La joven fue trasladada al hospital general Guatire – Guarenas Dr. Eugenio P. de Bellard, pero ingresó sin signos vitales.

Las reclusas de ese centro de detención preventiva denunciaron, a Una Ventana a la Libertad que funcionarios activos de Polizamora y un funcionario que está preso las hostigan y obligan a tener sexo con ellos.

Le puede interesar.  94,5 % de venezolanos vive en situación de pobreza

“Ellos reciben órdenes de un polipreso, al que respetan porque es de rango, que se llama Pedro García. Él es el que nos obliga a tener relaciones sexuales tanto con él como con los demás funcionarios activos. Anoche (el 13 de marzo) entraron varios, uno le mostró la pistola a Daniela y cuando la apuntó, se le escapó el tiro“, declaró una de ellas a la ONG.

Otras agresiones que se documentaron incluyeron tocamientos inapropiados, desnudez forzada, amenazas de violación y arrastramientos por el pelo, insultos sexistas y de género, con el propósito de humillarlas y castigarlas.

Nieto informó que el caso fue enviado a la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, así como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El policía fue sometido a una audiencia el miércoles, donde le imputaron cargos por homicidio intencional por motivos innobles. Además de uso indebido de arma orgánica, violencia sexual y traición a la patria.

Condiciones de reclusión

“La realidad es que en esos lugares las personas no deberían estar por más de dos días. Son espacios sin las condiciones para tener a presos ahí por lapsos mayores a 48 horas y los policías no tienen dentro de su línea de trabajo cuidar presos porque no están preparados para eso”, comentó el coordinador de la ONG.

Ante el cuestionamiento de quién debería vigilar a las mujeres detenidas, Nieto declaró que el Código Penitenciario de Venezuela establece que las funcionarias femeninas son las que están encargadas de custodiar a las reclusas. También recordó que está prohibido el porte de armas de fuego en el área de las celdas.

Le puede interesar.  Aumentan los casos de abuso sexual en menores en San Antonio del Táchira

Asimismo, Una Ventana a la Libertad emitió un informe sobre la situación de los centros de detención preventiva de 2020, en el que se arrojó que 24.218 mujeres se encuentran detenidas, cuando el límite de espacio es para 7.457.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí