A pesar que diversas instituciones se han ofrecido a realizar pruebas de detección de Covid-19 en Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro se ha negado a recibir esta ayuda con el fin de controlar las cifras de contagios, según expresa Bloomberg en un reportaje especial.

“Están controlando la información epidemiológica como si fuera un secreto de Estado. Implementar el control social a través de un monopolio de información es más importante para ellos que acortar el período de diagnóstico”, declaró para Bloomberg el exministro de Salud José Félix Oletta.

Además, el reportaje aclara que “los laboratorios temen que, si realizan pruebas sin permiso, el régimen tomará medidas contra ellos, incluida la confiscación de sus equipos, según un proveedor de laboratorio con conocimiento directo de la situación. A principios de marzo, funcionarios del Ministerio de Salud confiscaron entre 100 y 200 pruebas de un laboratorio privado en un hospital del este de Caracas”.

Por su parte, la presidenta de la Federación Venezolana de Bioanalistas, Judith León denunció que han recomendado a los laboratorios privados del país no adquirir los kits y equipos para las pruebas del Covid-19 por miedo a que les confisquen estos materiales inicien alguna investigación penal.

Sin embargo, la falta de laboratorios para analizar las pruebas en los distintos estados del país estas son enviadas a Caracas, la mayoría de veces por vía terrestre, pero “cuando llegan las pruebas, se unen a un gran grupo de otras muestras de todo el país” y como consecuencia los resultados de las PCR demoran bastante tiempo en llegar o muchas veces nunca llegan, aseguraron dos médicos.

Le puede interesar.  Guaidó en Anzoátegui: La devoción a la Virgen Del Valle es muestra de la fe de un país que quiere seguir adelante

Con información de Bloomberg

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí