Más de 7 mil venezolanos se encuentran hacinados en 300 casas de La Parada, Norte de Santander situación por la cual las autoridades colombianas temen que pudiera generarse un brote de Coronavirus.

Según explicó el alcalde de Villa del Rosario, Eugenio Rangel en el lugar “hay mujeres embarazadas, niños y adultos mayores. La situación es triste porque llegan y se quedan. La verdad es que como autoridades municipales nos toca muy duro”.

“Es un tema muy grave. Por acá entró una gran cantidad de gente a nuestro país que ahora está retornando. Llegan todo el tiempo del interior y diría que han pasado 50.000 personas de regreso a Venezuela en los últimos días”, explicó a El Espectador.

De acuerdo al alcalde, ha hablado con el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, con las autoridades nacionales y legisladores para que hagan algo al respecto, pero según explicó no le han prestado atención a esta emergencia.

“Estamos haciendo gestión con el gobierno nacional para construir un hospital de segundo nivel y están los puestos de salud. Pero nos sentimos cortos porque si hay más contagios no tenemos la infraestructura necesaria para atenderlos”, agregó.

Con información de El Nacionalo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí