Respecto a la expulsión de la embajadora de la Unión Europea en Caracas, el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó a Nicolás Maduro como un “dictador corrupto” y que su historial “no puede resistir al escrutinio”.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Prince, indicó que los señalamientos contra Maduro son consecuencia de sus acciones contra los venezolanos, quienes lo culpan de la compleja crisis humanitaria que se vive en el país.

“Hemos visto que los abusos contra los derechos humanos continúan aumentando a manos de Maduro y sus aliados. Han utilizado la violencia para mantener el control y socavar aún más la democracia. Y el resultado es que millones de venezolanos están sufriendo como consecuencia”, denunció Prince.

Frente al complejo escenario venezolano, Estados Unidos buscará incrementar la presión internacional para lograr la salida de Nicolás Maduro del poder, esto con el propósito de recuperar la libertad de Venezuela.

“El mundo permanece unido para pedir un retorno a la democracia en Venezuela”, sentenció.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Cabo Verde mantiene postura sobre caso de Alex Saab: no es diplomático y no tiene inmunidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí