Sebastiana Barráez

En horas de la noche de ayer jueves Nicolás Maduro y Diosdado Cabello se mostraron bastante unidos ante el país, en transmisión televisada. Eso fue después de un día de movimientos con aviones, órdenes en las unidades militares y polémicas declaraciones, a causa de la decisión del Departamento de Justicia de ofrecer recompensa contra 12 funcionarios y ex funcionarios de la revolución bolivariana, porque “proveyeron protección política y militar para los crímenes de narcoterrorismo”, según dijo Geoffrey Berman, fiscal federal del distrito sur de Nueva York.

Entre los otros sancionados están los generales retirados: Hugo Carvajal Barrios y Clíver Alcalá Cordones.

Desde que Hugo Chávez designó a su heredero, las diferencias entre Maduro y Diosdado se hicieron evidentes, con altibajos en esa relación. Algunas veces han tenido sus picos, como cuando el primero de ellos destituyó al hoy general Manuel Barroso de Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) o cuando destituye al general Gustavo González López del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) e incluso más recientemente cuando Maduro amenaza con no permitirle transmitir el programa.

Pero esta vez incluso le pidió hacer un programa el fin de semana donde explique bien todo lo que rodeo el tema de las armas incautadas por las autoridades en Colombia.

Maduro bromeó diciendo que ellos tenían “una diferencia, debemos declararla, una diferencia estratégica”. Diosdado dijo “estamos muy divididos”. “Yo propongo el malojillo y Diosdado la moringa”. Bromearon los dos hombres, tratando de disipar totalmente las dudas sobre los problemas que siempre los han acompañado por el control del poder y que al interior del Gobierno es una certeza.

Le puede interesar.  El ensordecedor silencio de la Fuerza Armada venezolana ante las grabaciones que un comandante de la guerrilla ELN dirige a Nicolás Maduro

Sin duda que hay preocupación entre los altos funcionarios del Gobierno. Maduro le pidió al ministro de comunicación Jorge Rodríguez que presentara un cuadro mejor al que presentó hace unos días, con la red que pretendía asesinarlo a él, a Cabello y al ministro de la Defensa.

Maduro dijo que “El gobierno de los EE.UU. en una acción extravagante, extremista y vulgar, hizo un conjunto de acusaciones falsas, colocando precio a la cabeza de revolucionarios que estamos dispuestos a combatirlos en todos los terrenos y seguirlos derrotando. ¡Máxima Moral Hay Aquí!”.

Lo que dijo Diosdado

El único de los señalados, por parte del Gobierno, que habló directamente sobre la decisión de la fiscalía norteamericana, fue Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente, quien envió un sonido a los militantes del chavismo: “Aquí nadie se desmoraliza, no señor”.

Dijo que “nos ponemos el morral, el fusil al hombro y la bayoneta calada. En lo personal me siento muy tranquilo espiritualmente, con alta moral para el combate. Hablé hace poco con el Presidente y su actitud es la misma, en verdad eso son acciones desesperadas del arrogante imperialismo cuando está siendo derrotado”.

Insistió en que “lo cierto es que no pueden con nosotros, no han podido con nosotros y lo que les queda son argumentos de este tipo. Que no nos pongan a la defensiva, nuestro trabajo hoy es stender a nuestro pueblo, evitar que se propague el coronavirus”.

Sentenció que “la verdad va a salir a relucir más temprano que tarde. Jamás y nunca van a presentar contra ninguno de nosotros algún tipo de vinculación (con el narcotráfico). Y esto lo saca el imperialismo es para que quienes están pidiendo hoy en el mundo que cesen las sanciones de bloqueo contra Venezuela se callen la boca. No escucharán a Bachelet decir más nada”.

Le puede interesar.  El régimen de Nicolás Maduro anunció que realizará ejercicios militares permanentes y por sorpresa: “No le tenemos miedo al combate”

Calificó de “orate a quien dirige Estados Unidos” y dijo que eso lo hacía pensando que con eso nos vamos a intimidar, dijo Cabello.

Sin explicación

El poderoso ministro de Industria y Producción Nacional, Tareck El Aissami, así como Samark López Bello, señalado como su testaferro, son otros de los solicitados. El funcionario venezolano se limitó a decir, a través de sus redes sociales: “Nuestra resolución es la victoria!! ¡¡Seamos como Chávez!! ¡¡independencia y patria socialista!!”, a la vez que dejó plasmado el poema “Mi venganza personal” de Tomás Borge, al final del cual agregó en letra manuscrita y en rojo “Venceremos”: “Mi venganza personal será el derecho de tus hijos a la escuela y a las flores./Mi venganza personal será entregarte este canto florecido sin temores./
Mi venganza personal será mostrarte la bondad que hay en los ojos de mi pueblo./ Implacable en el combate siempre ha sido y más firme y generoso en la victoria…”.

El Ministro de la Defensa, general en Jefe Vladimir Padrino López calificó, por su parte, que “burda patraña cocinada en el rincón más oscuro de sus miserias que delatan a gritos que algo no anda bien en su carrera electoral por la reelección. Mientras ellos piensan en sus próximas elecciones nosotros pensaremos en salvar nuestras próximas generaciones”.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia Maikel Moreno, por su parte, publicó como respuesta: “No habrá fuerza, chantaje, ni sanciones que desnaturalicen o secuestren la justicia venezolana”.

En otro tuit Moreno expresa: “Mantengamos la gloria de nuestros libertadores no permitamos q nuestra Patria sea conquistada por naciones que se pretenden imperios, por traidores q quieren apagar el sueño d Bolívar, de Sucre y de todos aquellos q sacrificaron y dieron su vida por la libertad de nuestra América”.

Tomado de Infobae

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí