Tras el asesinato de Carlos Enrique Chaparro, la fiscalía del régimen de Maduro informó que detuvieron a cuatro efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes están ligados al hecho ocurrido en una estación de servicio del estado Anzoátegui. También fueron capturados dos civiles por el suceso.

De acuerdo a la información oficial, los efectivos detenidos acompañaban en la camioneta al capitán Carlos Alberto Borregales Castellanos, a quien señalan como presunto responsable de los trágicos sucesos donde perdió la vida el hombre de 47 años.

Carlos Enrique Chaparro, quesero de 47 años de edad. Foto cortesía.

El crimen generó molestia e indignación en habitantes locales, quienes se dirigieron a la casa del capitán Borregales; le saquearon la vivienda y causaron destrozos, según reportes de El Pitazo.

Hechos

Según testigos, conductores que tenían 17 días en la cola para surtir combustible, reclamaron a funcionarios de la GNB que le dieron acceso a varios vehículos a la estación de servicio para que cargaran gasolina, pese a que la bomba estaba cerrada. Presumen que entre los beneficiados había varios miembros de un colectivo armado, ligado al régimen de Nicolás Maduro.  

De tal manera, la situación molestó a los conductores, quienes reclamaron la irregularidad; lo que generó el lamentable suceso que dejó a Chaparro sin vida y desencadenó más problemas en la localidad.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí