Diputados de la Asamblea Nacional, electa en 2015, denunciaron la presencia de grupos irregulares en Venezuela y cuestionaron que Nicolás Maduro sea garante en el diálogo de paz entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), siendo Caracas la sede de estos encuentros.

En vista de esta situación, insisten en nombre del pueblo venezolano, la salida de ésta y otras guerrillas extranjeras del país y demanda a las Fuerzas Armadas una posición firme a la pegada constitución en defensa de la nación.

En tal sentido, el diputado por Voluntad Popular (VP) Sergio Vergara, vicepresidente de la Comisión Permanente de Política Interior de la AN, recordó que el presidente de Colombia, Gustavo Petro, admitió que en Venezuela está la guerrilla y en esa afirmación, “es un reconocimiento claro que hace la relación de Maduro con el ELN y el respaldo que esta guerrilla ha tenido en Venezuela”.

A su juicio, las mediaciones que puedan ofrecer los dictadores de Maduro y Díaz Canel solo se traducen en garantías para el ELN, “que ha utilizado por años, este proceso para reacomodarse y fortalecerse, al tiempo que planifica nuevas estrategias para seguir delinquiendo, mientras, extienden sus operaciones”.

El diputado por Alianza al Bravo Pueblo (ABP) Juan Carlos Bolívar, en nombre de la fracción parlamentaria 16 de julio, expresó su rechazo rotundo al uso del territorio venezolano para llevar a cabo negociaciones con “criminales que han destruido pueblos” y afirmó que ese diálogo de paz entre el gobierno colombiano y el ELN, no logrará ningún bienestar para Colombia ni Venezuela.

Bolívar también recordó que el régimen ofreció parte del suelo venezolano a las guerrillas colombianas y establecieron alianzas para su defensa y permanencia en el poder, todo esto, bajo la complacencia de las Fuerzas Armadas.

Le puede interesar.  Jesús Santrich amenazó de muerte al presidente Iván Duque

El diputado Héctor Cordero cuestionó que el régimen sea mediador en un presunto conflicto de otro país, “cuando no ha sido incapaz de tomar asiento con factores democráticos venezolanos para buscar una solución electoral y democrática que ponga fin al atraso social y económico de la nación”. En ese sentido, consideró a ese diálogo de paz como un “ejercicio de hipocresía”, que busca lavarle la cara a esta ideología entronizada en el poder.

Prensa An

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí