El puente internacional Simón Bolívar, no registró este jueves el acostumbrado río de gente

Jonathan Maldonado

El número de venezolanos que arriba a diario a la frontera de San Antonio del Táchira, se ha visto afectado por la escasez de gasolina que impera en la región tachirense y en otros estados del país.

En un recorrido realizado ayer, tanto en horas de la mañana como de la tarde, se evidenció una disminución de transeúntes por el puente internacional Simón Bolívar. Los controles migratorios lucían más despejados y las colas que suelen formarse cerca de los contenedores, no se registraron.

Los más perjudicados han sido los ciudadanos que usan sus vehículos particulares, para movilizarse desde diversos municipios del estado, hasta la frontera; pues aquellas unidades de pasajeros que vienen de otras regiones de la nación, suelen cargar, con el peligro que representa, sus propias pimpinas de combustible para lograr hacer el recorrido con normalidad.

Ya cuando se acerca el fin de semana, el tramo binacional se muestra atestado; sin embargo, este jueves fue la excepción. El escenario apunta a tornarse más complejo de no darse una pronta respuesta ante la carencia de combustible.

El panorama también afecta a dueños de  estacionamientos  y a quienes, de una forma más informal, usan las calles para cuidar carros y así obtener algunos ingresos en pesos.

Le puede interesar.  Bloomberg: Venezuela planea sacar nuevos billetes de 100.000 bolívares por un valor de solo $ 0.23

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí