El presidente colombiano, Iván Duque hizo una revelación al señalar que el extinto jefe de las disidencias de las FARC, Walter Patricio Arizala Vernaza, alias Guacho, selló negocios de narcotráfico con el denominado Cartel de los Soles de Venezuela.

La sorpresiva información la dio a conocer el mandatario Duque al término de una visita que sostuvo con el presidente de Ecuador Lenín Moreno, en la que realizaron una inspección técnica al avance de la obra de la vía Mataje-La Espriella.

En ese espacio bilateral entre Colombia y Ecuador, el presidente Iván Duque aprovechó para agudizar sus denuncias en contra de la señalada dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, al afirmar que existe el riesgo que desde ese gobierno se adelante un plan desestabilizador en varios países de América Latina y especialmente en Colombia.

“Seguiremos denunciando cualquier interés e intento que tenga esa dictadura de desestabilizar a nuestros países. Hemos visto, en el caso de Colombia, cómo claramente esa dictadura tiene una relación de convivencia con grupos narcoterroristas que operan en nuestro país, pero que también tienen resguardo y protección en territorio venezolano”, sostuvo Duque.

Y agregó el mandatario colombiano que “es evidente que muchos de los cabecillas de organizaciones terroristas estarán amparados y protegidos en Venezuela”. Agregó que “también sabemos que esas son estructuras de crimen transnacional y que figuras como alias Guacho que fue dado de baja a finales del año 2018 también mantenía relaciones de negocios de narcotráfico con miembros del Cartel de los Soles”.

Asimismo, Duque insistió en rechazar las elecciones que se llevaron a cabo por orden de Maduro para integrar la nueva Asamblea Nacional, proceso que calificó de fraudulento, cuya instalación se desarrolló la primera semana de enero de este año.

Le puede interesar.  Carnaval Entre Fronteras llevó mensaje de integración y solidaridad al puente

“Con Ecuador hemos estado participando activamente en los foros multilaterales y en muchas declaraciones que hemos hecho en defensa de la democracia en Venezuela, y también hemos alertado oportunamente de los intereses que ha tenido la dictadura de Venezuela de incidir, de influenciar, en distintos procesos que se llevan a cabo en América Latina”, recalcó.

También dijo “en este proceso último que vimos en el mes de diciembre, la dictadura quiso acallar la única institución democrática que le quedaba a Venezuela y pretendió con una asamblea elegida de manera fraudulenta que ese golpe se consolidara. La comunidad internacional no ha reconocido ese proceso y, por lo tanto, seguiremos en la defensa de la democracia y que se vea una transición lo más pronto posible a través de elecciones libres”.

Hace varios días la Cancillería expidió un comunicado de prensa en la que explicaba las razones de no avalar el proceso electoral en Venezuela. “Colombia no reconoce legitimidad ni legalidad a los comicios fraudulentos del 6 de diciembre de 2020, en consideración a la manera antidemocrática e irregular con la que se adelantaron los mismos”.

Y avanza el comunicado: “Por lo tanto, tampoco reconoce a quienes resultaron ilegítimamente favorecidos para integrar un cuerpo colegiado conformado sin las mínimas garantías de imparcialidad, libertad, igualdad de oportunidades y justicia. La elección en esas condiciones y el cuerpo colegiado resultante de ellas es una expresión clara de la existencia de un régimen espurio, carente de transparencia y representatividad”.

Tomado de Semana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí