Miles de imágenes de hospitales colapsados y ciudades desoladas a causa de la pandemia de Covid-19 le dan la vuelta al mundo. En la última semana, la ciudad ecuatoriana Guayaquil “alumbró” en el radar de las alertas por la difusión de videos y testimonios sobre personas muriendo en las calles y familias que pasan días con los cadáveres en sus hogares, esperando que sean recogidos por las autoridades.

La nueva cepa de coronavirus ha causado estragos en Guayaquil, la ciudad más afectada por el brote en Ecuador, y en la cual el gobierno ha reconocido tener dificultades con el retiro de las víctimas del letal virus.

Hasta este miércoles,  1 de abril, sólo la provincia de Guayas, donde se encuentra Guayaquil, ha reportado más víctimas de coronavirus que otras naciones latinoamericanas; con un total de 60 muertos y 1.937 infectados.

El problema de la recolección de fallecidos se encuentra en debate público desde que la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri, denunciara en un video personal que “no retiran a los muertos de las casas”.

“Los dejan en las veredas. Caen frente a hospitales. Nadie los quiere ir a recoger”, sentenció la mandataria.

Por su parte, la ministra de Gobierno Interior, María Paula Romo, alegó que por las medidas de protección contra el COVID-19, especialmente el aislamiento masivo y la suspensión de la jornada laboral, se había tornado difícil la recolección de cadáveres en Guayaquil.

Además, indicó que algunas personas fallecieron a causa de problemas respiratorios, por lo que se sospechaba que podían haber tenido el coronavirus y que, por ello, junto con los decesos confirmados por la enfermedad, debían ser sometidos a protocolos estrictos, sobre todo quienes recogían los cuerpos.

Le puede interesar.  Llegan a Venezuela 12 toneladas de ayuda humanitaria de la ONU

Producto de la crisis por la pandemia, los sistemas funerarios han colapsado. Por tal motivo, el presidente Lenín Moreno, debió conformar una fuerza de tarea conjunta para poder sepultura a todos los fallecidos.

El comandante de la Armada Nacional, Darwin Jarrín, quien asumió el 30 de marzo la coordinación militar y policial para la provincia del Guayas, indicó a BBC News Mundo que para el jueves 2 de abril, a más tardar, estarán enterrados todos los fallecidos en Guayaquil.

“El Ministerio de Salud entrega en los hospitales el acta de defunción, Policía y CTE (Comisión de Tránsito del Ecuador) trasladan los cadáveres a los dos cementerios -Parques de La Paz en la Aurora y el Panteón Metropolitano en la vía a la costa- y las fuerzas armadas los entierran”, precisó el comandante Jarrín.

Con información de Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí