Estados Unidos planea autorizar que las empresas petroleras europeas que aún operan en Venezuela, la italiana ENI y la española Repsol, envíen más crudo venezolano a Europa. En el caso de Chevron, se le facultará para negociar la reanudación de las operaciones en el país, así lo reveló una fuente anónima al medio Bloomberg.

La medida tiene como objetivo fomentar las negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición respaldada por Estados Unidos. Otras fuentes aseguraron que ENI y Repsol estarían trabajando con la administración Biden para desviar el petróleo venezolano con destino a China hacia Europa.

La flexibilización de las sanciones sobre Venezuela ocurre cuando el endurecimiento de los suministros mundiales de petróleo dispara el costo del crudo y los combustibles, lo que amenaza con empeorar la inflación ya histórica.

El envío de crudo venezolano a Europa podría aliviar la escasez de suministro y ayudaría al continente a desvincularse de la energía rusa en medio de la invasión de Ucrania.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Cortes eléctricos en hospitales han provocado la muerte de al menos 225 venezolanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí