Nicolás Maduro, cabecilla del régimen que usurpa el poder en Venezuela. Foto cortesía.

El gobierno estadounidense considera que el cese de las operaciones de DirecTV en Venezuela es consecuencia de la opresión e intimidación del régimen de Nicolás Maduro.

En resumen, AT&T suspendió el funcionamiento de DirecTV en Venezuela por las presiones del régimen. Maduro les exigió mantener la señal de los canales sancionados por la administración de Donald Trump.

A través del Departamento de Estado, el gobierno norteamericano manifestó que el régimen continúa censurando la información en Venezuela:

“La insistencia de Maduro en que DirecTV lleve la propaganda de los medios sancionados, es otro ejemplo de cómo manipula y censura la información que reciben los venezolanos”, puntualizaron.

Según la ONG Espacio Público, más de 10 millones de venezolanos se ven afectados por el cese de operaciones de DirecTV. Foto cortesía.

Finalmente, ante la problemática, Estados Unidos reiteró la necesidad de restaurar la democracia en el país:

“Este caso demuestra claramente la necesidad de la restauración de la libertad de expresión. Y en general, una restauración pacifica de la democracia, solicitud que hizo el presidente interino Juan Guaidó en el marco para la transición democrática”.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí