Este miércoles, el presidente estadounidense, Joe Biden retiró las prohibiciones contra las redes sociales TikTok y WeChat que había presentado por Donald Trump.

Una nueva orden ejecutiva ordena al Departamento de Comercio que lleve a cabo un análisis “basado en pruebas” de las transacciones que involucran aplicaciones que son fabricadas, suministradas o controladas por China. Los funcionarios están particularmente preocupados por las apps que recopilan datos personales de los usuarios o tienen conexiones con actividades militares o de inteligencia chinas.

El Departamento también hará recomendaciones sobre cómo proteger aún más la información genética y de salud de los estadounidenses y abordará los riesgos de ciertas aplicaciones de software conectadas con China u otros adversarios, según funcionarios de alto rango del gobierno federal.

En concreto, el Gobierno estadounidense apunta a aquellas aplicaciones que “son propiedad, están controladas o gestionadas por personas que apoyan a un adversario militar extranjero o actividades de inteligencia, están implicadas en actividades cibernéticas maliciosas, o almacenan datos personales sensibles”.

“Ciertos países, incluido China, buscan utilizar las tecnologías digitales y los datos de los estadounidenses que presentan riesgos de seguridad nacional inaceptables, a la vez que ayudan a los controles e intereses autoritarios”, señaló la Casa Blanca.

Estas acciones reflejan la preocupación constante de que los datos personales de los estadounidenses puedan quedar expuestos por aplicaciones populares vinculadas con China, un importante rival económico y político de Estados Unidos. Tanto la Casa Blanca como el Congreso han tomado medidas para abordar el avance tecnológico de Beijing.

Con información de Infobae

Le puede interesar.  EEUU estaría preparando una acusación penal contra Cilia Flores por narcotráfico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí