FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Juan Guaidó lo está haciendo mal, se ha burlado de las dos consultas populares decretadas por la Asamblea Nacional  en búsqueda de la aprobación del pueblo soberano para la ruta en la lucha por el rescate de la libertad y la democracia, y esa burla constituye un desacato al mandato que en tal sentido le otorgamos los ciudadanos, eso pudiera generar una acción de amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, demanda en la que también está la puerta abierta para exigirle que rinda cuentas sobre el dispendio de los dineros invertidos en esas dos actividades que se ejecutaron nacional e internacionalmente y de lo cual nada se ha sabido, a ver si así pone los pies sobre la tierra y además se ocupa de atender los reclamos respecto a dicho tribunal al que también mantiene en el abandono.

EL DETALLE

Durante el interinato de Juan Guaidó se han celebrado dos consultas al pueblo mediante invocación del numeral 4 del artículo 187 constitucional: “Corresponde a la Asamblea Nacional 4. Organizar y promover la participación ciudadana en los asuntos de su competencia.” Se trató de eventos por el cual el órgano representativo por excelencia de la voluntad popular apeló al mecanismo de la soberanía popular consagrada en los artículos 5, 62 y 70 constitucionales para tener su opinión sobre los puntos de la consulta, opinión que es un mandato de obligatorio acatamiento para todos, incluyendo fundamentalmente al consultante que en este caso fueron la Asamblea Nacional y el presidente interino designado por ésta, Juan Guaidó.

Las respuestas obtenidas en las mencionadas consultas aprobaron el planteamiento que se resumen en el denominado “mantra” de tres líneas de acción: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

PRIMERA CONSULTA POPULAR

Como reacción ante la convocatoria que implementó el gobierno de Nicolás Maduro para la formación de una Asamblea Constituyente la oposición reaccionó contraponiendo una Consulta Popular fundamentada en los artículos 333 y 350 de la constitución, la cual se realizó el 16 de julio del año 2107 con una participación masiva de los venezolanos regados por el mundo obteniéndose un resultado favorable de casi 7 millones y medio de votos por la opción “SÍ” ante las tres preguntas que se formularon y de las cuales vamos a centrarnos en la tercera: “¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como a la conformación de un Gobierno de Unión Nacional para restituir el orden constitucional? La emoción popular que aquella consulta provocó fue estruendosa, por cierto, participé en ella cuando vivía en Miami, de eso hice una reseña “Venezolanos en el exterior votamos llorando” que puede verse en este link:

https://carlosramirezl3.medium.com/venezolanos-en-el-exterior-votamos-llorando-4e1d07f5689

SEGUNDA CONSULTA POPULAR

La segunda consulta se efectuó entre los días 7 y 12 de diciembre del año 2020 bajo convocatoria de la Asamblea Nacional, esta vez bajo tres preguntas:

Le puede interesar.  La polarización opera contra el referéndum chavista sobre El Esequibo

–¿Exige usted el cese de la usurpación de la presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables?

–¿Rechaza usted el evento del 6 de diciembre organizado por el régimen de Nicolás Maduro y solicita a la comunidad internacional su desconocimiento?

–¿Ordena usted adelantar las gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad?

LA APROBACIÓN

Esta consulta fue aprobada mediante una participación de 6.764.507 votos favorables al planteamiento que la motivó y que se resume en el citado mantra el cual seguidamente fue ratificado por una de las figuras centrales de aquella actividad, la Dra. Blanca Rosa Mármol de León quien entonces ratificó el compromiso en declaraciones de las cuales cito las que publicó el diario El Nacional el 22 de diciembre del año pasado 2020: “Esto es el mensaje claro que damos a la comunidad internacional y se exige que Nicolás Maduro abandone el poder para que se realicen elecciones libres, justas y verificables” “La solicitud de ayuda internacional fue una petición expresa del pueblo en esa consulta” agregó la Dra. Blanca Rosa Mármol.

EL CAMBIO DE OBJETIVOS POR UN “PACTO DE SALVACIÓN NACIONAL

En febrero de este año 2021 Juan Guaidó sustituyó aquel proyecto y su mantra por una “Ruta de cinco pilares” que serían 1) La construcción de una mayor y mejor unidad posible; 2) rescatar la capacidad de movilización para incrementar la presión interna; 3) atender la emergencia humanitaria compleja; 4) fortalecer la alianza internacional para incrementar la presión externa y 5) celebrar elecciones libres y justas. La Dra. Mármol mostró su desacuerdo con ese cambio de Guaidó y por varias vías ha declarado que “La gente habló. Los resultados de la Consulta Popular fueron claros. Presentar una presunta voluntad de diálogo es de nuevo una distorsión de la voluntad ciudadana”. Y el pasado 12 de mayo en su cuenta de twitter ella escribió lo siguiente: “Al proponer el Pacto para la Salvación Nacional, ignora Guaidó lo expresado por la ciudadanía en la Consulta Popular”. Lo cual resume el descontento generado por el cambio de línea emitido por el presidente interino y además constituye fundamento para una demanda por desacato.

JUAN GUAIDÓ VIOLA EL MANDATO POPULAR

Las mencionadas consultas detonaron la participación de la gente que lo hizo aún en contra de tantas dificultades, y aquello fue un mandato que ahora está siendo violado y con lo cual Guaidó se ha colocado en el mismo nivel de Nicolás Maduro en cuanto el desconocimiento de la voluntad popular tirando a la basura tanto esfuerzo y tanto dinero invertido en ambos eventos lo cual ha entrado en el cuarto oscuro de los manejos de los recursos que viene haciendo el interinato.

Le puede interesar.  Región del sur de Chile firmó acuerdo para recibir migrantes y refugiados

SE DERRITEN LAS OPCIONES

Obvio que esto genera decepción que afecta la voluntad de resistencia del pueblo a la dictadura con lo cual se le favorece. El descontento se nota en la baja participación popular en los subsiguientes eventos que se han planteado, cada vez son más escuálidas las asistencia a los actos que se convocan, cada vez son menos populares y más declarativos y mediáticos. El desencanto es mortal para las luchas en contra del régimen, aparte de la Dra. Mármol otras figuras relevantes se están distanciando como por ejemplo acaba de ocurrir con el Comisario Iván Simonovis

¿Y EL CONSEJO DE GOBIERNO PARA CUANDO?

Y si además de estos abruptos cambios de actitud de parte del interinato violando el efecto vinculante que le produjeron las dos consultas populares, y del retiro de importantes figuras que estuvieron a su lado, si además -repito- sumamos los bandazos que se vienen dando sobre la rendición de cuentas y los no pocos escándalos que han generado los manejos de los dineros públicos cuya responsabilidad de ejecución le corresponde, el balance es altamente preocupante no solo por las consecuencias que en lo personal le correspondan, sino por el deterioro en las fuerzas opositoras lo cual aleja las posibilidades de salir de este infernal régimen que sigue acabando con el país.

OTRA MORA EN LA QUE ESTÁ INCURRIENDO JUAN GUAIDÓ

En el mes de diciembre del pasado año 2020 fue aprobada en la A.N una reforma del Estatuto para la Transición donde se le ordenó crear un Consejo Político sustitutivo del Centro de Gobierno, esto como una medida para salir del secuestro que una élite partidista viene ejerciendo en su gobierno en grave perjuicio de las metas libertarias, eso debió haberlo hecho en un plazo que se le venció el pasado 4 de febrero, ya va para los tres meses de mora en cumplir dicha obligación de democratizar el poder que ejerce.

RESUMEN

El gobierno interino que preside Guaidó lo viene haciendo mal, está incurso en un verdadero desacato 1) viola las obligaciones constitucionales surgidas de las dos consultas populares antes comentadas 3) viola el deber de rendición de cuentas de los dineros a su cargo 3) viola el compromiso convertido en una orden del legislativo de crear el Centro de Gobierno.

Ya con Maduro y Cabello tenemos bastantes abusos, no hacía falta agregarle otros, esa no fue la idea de ponerlo a usted allí señor Guaidó…y si lo aquí dicho lo pone bravo, recuerda la fábula del pollito y el gavilán.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí