El nuevo ministro de Interior, Remigio Ceballos Ichaso, recicló la Operación Boicot: asegura que fue neutralizado el grupo que pretendía atacar depósitos del CNE y anunció que solicitarían la extradición del ex policía William Sánchez

Por Sebastiana Barráez @SebastianaB

Hace casi un año la entonces ministra del Interior y Justicia, almirante Carmen Meléndez, denunció la Operación Boicot, en la que un grupo de personas, dentro y fuera del país, planificaba atacar la instalación de la Asamblea Nacional; todo a partir de un grupo de WhatsApp llamado Operación Continente Americano 2020, cuyo administrador es el ex policía William Sánchez, aunque la ministra ni lo mencionó. Hace unos días aparece el nuevo ministro, almirante Remigio Ceballos Ichaso, en lo que sería el reciclaje de la Operación Boicot, asegurando que fue neutralizado el grupo que pretendía atacar depósitos del Consejo Nacional Electoral y anunció que solicitarían la extradición de Sánchez.

Grupos de WhatsApp como ese de Operación Continente Americano no son más que una trampa cazabobos, que le sirve al régimen venezolano para cada cierto tiempo mostrar ante el país y el mundo que hay un complot para derrocar a Nicolás Maduro. Es la chistera donde van acumulando nombres, llamadas, contactos, mensajes y otras cosas, para después armar “Actas de Investigación” que son un formato de relleno en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) y en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

En determinados momentos el funcionario de turno, esta vez Ceballos Ichaso, antes Meléndez Rivas y anteriormente otros, Jorge Rodríguez, Gustavo González López, Miguel Rodríguez Torres y así sucesivamente, aparecen con la receta: nombre rimbombante de la operación, la grabación de algún personaje bocón que habla de: resistencia, armas, incentiva a otros a hacer catarsis contra funcionarios odiados y además duda como “sospechoso” de todo aquel que no reconozca su liderazgo, aunque carezca de él.

El almirante Remigio Ceballos, ministro del Interior y Justicia

Los chats son un salón virtual donde algunos vociferan sus frustraciones, otros transmiten sus emociones más sensibles, incluyendo odio y amor, hay quienes aportan información seria, pero otros se dedican a difundir cualquier cosa que quisiera fuera realidad, pero en el caso venezolano muchos de los chats son infiltrados por agentes de inteligencia o sencillamente “soplones” que se dedican a clasificar quién habla qué de Maduro y funcionarios afectos a la revolución, Cuba, entre otros temas. Eso no sirve más que para hacer perfiles de quienes mañana entran a la chistera.

La capitana de la Armada Zoranyi Salazar Maldonado fue detenida

Chats como el creado por individuos como William Ricardo Sánchez Ramos, alias “Antorcha”, que se hace llamar comandante, radical, conspirador y resistencia, maneja un discurso de odio, agresión y muerte, que arrastra a quienes creen que en realidad cuenta con un ejército, porque enseña hasta sitios de entrenamiento en un salón cerrado. Su puesta en escena no es medianamente seria. Quizá por eso, la almirante Carmen Teresa Meléndez Rivas no se atrevió ni siquiera a mencionarlo en la Operación Boicot.

Pero sí lo hizo, casi un año después, el almirante Ceballos Ichaso. Durante estos once meses Sánchez Ramos trató de atraer a muchos incautos, publicó mensajes contra varios periodistas, youtubers e influencers, descalificando a dirigentes de Oposición para tratar de atraer su atención; algunos les dedicaron mención en algún programa o escrito, otros sencillamente lo ignoraron. Él envía videos para comprometer a personas como si las conociera o se hubiese relacionado con ellas.

En marzo de 2020 ocurrió un extraño incendio en el depósito del CNE

Boicot de Meléndez

Antes de que Carmen Meléndez denunciara la Operación Boicot ya varios militares venezolanos, de tropa, y policías, que viven en Colombia habían sido contactados por dos mujeres: Luz Márquez (cuyo verdadero nombre sería Luz Marina Meleán), alias La Madre o Luzmar, quien dice ser periodista del Táchira, teléfono +1(414)401-0864, relacionada con el capitán alias UOPE (cuyo nombre es Frederick Antonio Sánchez Gámez), número +57-3213732648 quien asegura ser el verdadero comandante Pantera, y el sargento alias Halcón teléfono +57-323 3380309. La otra mujer es alias La Tigra, teléfono +57-3173559389, quien captaba militares y aseguraba que Luzmar era agente del SEBIN.

Le puede interesar.  La Guardia Nacional insiste en el intento de rebelarse contra Nicolás Maduro en Venezuela

Cuerpos de Inteligencia de Colombia infiltran el grupo de alias Uope y lo detienen junto a tres hombres más. Cuando en noviembre 2020, en el puente internacional Simón Bolívar, entre Cúcuta y San Antonio del Táchira, Migración Colombia hace entrega a Migración Venezuela de Frederick Antonio Sánchez Gámez alias Uope y a Wilfredo Rafael Campero Mendoza alias Teniente, los dos muchachos le dicen a funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) que los esperaban: “Tenemos información de Colombia”, lo que demuestra que eran infiltrados del gobierno venezolano en territorio colombiano.

El 23 de diciembre, los cuerpos de inteligencia venezolanos detienen a seis militares y a Dani José Castillo García, camarero del palacio de Miraflores a quien le habrían encontrado explosivos.

Frederick Antonio Sánchez Gámez, alias Uope

Entre los detenidos está la Capitana de Navío Zoranyi Salazar Maldonado y su esposo el también Capitán de Navío Ronald Jorge, quienes siempre se habían identificado como defensores de la revolución bolivariana, incluso la capitana, quien también es médico, era la Jefe de Operaciones Autoridad Única Militar Municipio Los Salias, estado Miranda, siendo la jefa de servicio del Ambulatorio Militar de La Rosaleda en Los Teques, estado Miranda. El expediente fue al Tribunal 4to de Terrorismo, cuyo juez es José Mascimino Márquez García.

El caso es que Meléndez sustentó la Operación Boicot en que hubo una reunión, el 21 de diciembre de 2020, en Ríohacha, Colombia y presentó un video donde Ronald Enrique Flores Rivero alias Fido fido, dice que hace dos años fue contactado por la capitana Laided Salazar para fugarse a Colombia. Y asegura que se reunieron con Gersón Rojas Rojas, Miguel y Baltazar, quienes les dieron que tenían enlace con el coronel Julio César Sánchez y el coronel Mata Sanguinetti, asegurando la ministra que Pablo Parada Díaz representó en esa reunión al coronel Félix Adonai Mata Sanguinetti, sin que existiera evidencia alguna más que la intención de solicitar a Colombia la extradición de ese oficial que está en situación de retiro.

De la grabación de las personas que como “testigos” hizo mención a la ministra Meléndez, se despliega una supuesta relación con el presidente colombiano Iván Duque, de los funcionarios del gobierno interino Leopoldo López e Iván Simonovis, de quienes asegura que planificaban un “ataque al Guri y a la Refinería Amuay, el asesinato de un Gobernador y del Fiscal Tarek William Saab, así como tomar la Asamblea Nacional”. Y como financista del grupo mencionó a Lesbia Gorrín, quien le dijo a Infobae que tuviera dinero para ella y mucho menos para financiar conspiraciones.

Dimas Alberto González, alias El Sepulturero, dijo que le enviaron para comprar gasolina y gasoil y quemar el depósito del CNE

Desinformado

El almirante Remigio Ceballos Ichaso se estrenó con su primera conspiración, Operación Seguridad y Paz, el 6 de noviembre 2021. Y como buen principiante empezó explicando que es un acto terrorista según la Ley, leyendo los artículos al respecto. Resaltó que en los próximos días se llevaría a cabo las elecciones.

Anuncia que desmantelaron un grupo que intentó ejercer acciones terroristas contra el depósito del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Mariches. “Cuando hicimos la revisión general de Inteligencia pudimos constatar que fue el mismo grupo que en el año 2020 intentó afectar las elecciones a la Asamblea Nacional y más aún intentar cometer actos terroristas contra autoridades nacionales e instalaciones estratégicas”.

Identifica como administrador y financista a William Ricardo Sánchez Ramos alias Antorcha. “En esa época se capturaron cinco individuos, que están en proceso de juicio, y logramos, en las inmediaciones de los depósitos del CNE en Mariche, la aprehensión de: Dimas Alberto González González alias Sepulturero; José Miguel Acuña Justo, Francisco Daniel Moya Hernández y Keiner Oswaldo Gutiérrez”.

“Ellos portaban material explosivo en forma de niple y 95 panfletos relacionados con la Operación Continente Americano. Este terrorista alias Antorcha en todas las trazas telefónicas forenses logramos obtener este video”.

Le puede interesar.  Incertidumbre en la frontera por rumores de cierre de los pasos binacionales

Ceballos ordena la reproducción de un video donde Sánchez habla de meter candela a la instalación del CNE. Y también de la respuesta que le habría dado alias Sepulturero le asegura que será un éxito la operación.

Los jefes de la nueva Operación, según el Ministro venezolano, son Iván Duque, Álvaro Uribe, Leopoldo López e Iván Simonovis

Dice que tiene información de que Sánchez está en España y dirige sus operaciones de financiamiento en conexión con líderes de ultraderecha que se encuentran prófugos, uno de ellos Leopoldo López e Iván Simonovis”.

Demuestra Ceballos que la rigidez de la investigación y trazas telefónicas no son tales, porque si algo hay que resaltar de ese individuo William Sánchez es que en sus videos y sonidos se ufana de identificarse claramente, de señalar en qué lugar estar, de enseñar los sitios en los que vive, mencionando que cumple jornada laboral, además, ha manifestado abiertamente su rechazo con Juan Guaidó, Leopoldo López, Antonio Ledezma y la mayoría de los políticos de la oposición.

Como parte de la receta que siempre presentan las operaciones de los organismos de Inteligencia venezolanas, Ceballos reproduce la declaración de Dimas Alberto González González alias El Sepulturero después de haber sido detenido, en el que el individuo explica que en septiembre pasado entró a un grupo de Facebook de la Disip (hoy SEBIN) donde conoció “a mi comisario Douglas González, quien me metió en el grupo de WhatsApp Disip Por Siempre y ahí conocí a mi comisario Adrián, quien me metió en el grupo Sangre Azul y Noticia Policial”.

Explica González que en ese grupo Sangre Azul lo contactó “William Sánchez quien es un supuesto funcionario del CICPC, para hacer un trabajo de sabotaje en el CNE de Mariches, donde están los depósitos que ellos querían incendiar para entorpecer las elecciones el 21 de noviembre; mandó la logística para comprar la gasolina, el gasoil. Yo le dije a él que eso con gasolina no se podía hacer, que quien se va a meter con un comando de la Guardia Nacional a echar gasolina, que eso tiene que ser con un explosivo o con otras cosas cuestiones volátiles”, se le ve y oye a El Sepulturero.

El almirante Ceballos Ichaso habló de la “reunión conspirativa” que para la Operación Boicot del 2020 se hizo con supuestamente la presencia de: “Pablo Parada, Alexander Tirado, Deivis Oliveros, Andrés Robayo, Henry Rivas y Víctor Estupiñán, algunos funcionarios del gobierno colombiana y hablaron de que tenían captado a un oficial de la FANB para obtener información estratégica y entregarla a la CIA y a la DEA”; aunque no lo menciona, en la cartelera donde tiene un esquema del caso aparece el nombre del supuesto oficial captado Teniente Coronel Rafael Ernesto Díaz Cuello.

Y para adornar más la historia el almirante Ceballos Ichaso asegura que encontraron conexión con Iván Duque, Iván Simonovis, Álvaro Uribe Vélez y Leopoldo López “quien fue a Colombia y se reunió allá, precisamente antes de que llegara el Fiscal de la CPI y del proceso electoral”.

Mencionó la detención de un individuo que sobrevolaba un dron cerca de la refinería de Amuay, como parte de la conspiración, aunque no explicó que tenía que ver la quema de un depósito del CNE con la refinería de Amuay a 9 horas de distancia en carretera.

Es importante resaltar que en marzo 2020 ocurrió un extraño incendio en el depósito del Consejo Nacional Electoral, en Filas de Mariche, donde se habrían perdido 409 mil máquinas de votación, según la entonces presidente del ente electoral, Tibisay Lucena. Aunque actuaron más de 700 bomberos y 60 guardias nacionales fue imposible controlar a tiempo el fuego que destruyó miles de equipos, material y boletas electorales.

Tomada de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí