Aunque el precio de la gasolina en Venezuela sigue siendo uno de los más bajos del continente, lo cierto es que llenar el tanque de un vehículo a precio internacional está muy por encima del salario mínimo del país.

Según un estudio realizado por Provea, Venezuela pasó a ser el país con la gasolina más onerosa de la región, ya que para surtir combustible subsidiado el venezolano tendrá que gastar casi la mitad de su sueldo mínimo, mientras que si surte a precio internacional deberá cancelar más de tres salarios.

Esto significa que un trabajador venezolano deberá ahorrar todos sus ingresos de 5 meses de trabajo para poder surtir una sola vez con gasolina a precio internacional.

Antecedentes del precio de la gasolina

En 2016, Nicolás Maduro aprobó un aumento en el precio del combustible en un 6.086 %, lo que significó que la gasolina de 91 octanos pasara de costar 0,080 bolívares a 0,097 bolívares, mientras que la de 95 octanos pasó de 1 a 6 bolívares por litro.

Antes de 2016 la gasolina no había sido aumentada desde 1997 cuando el expresidente Rafael Caldera aprobó un ajuste del 27 % solo dos años después de haber sido decretado un aumento en el precio del combustible. Anteriormente en 1989 el exmandatario, Carlos Andrés Pérez anunció un paquete de medidas económicas acordadas por el el Fondo Monetario Internacional (FMI) el cual estableció un aumento de más del 90 % en el precio de la gasolina, según explicó Provea.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí