Desapariciones, secuestros, asesinatos y extorsiones son solo una pequeña parte de lo que sufren los connacionales que arriesgan su vida al burlar los controles de seguridad para cruzar las fronteras de Venezuela.

Situaciones similares se observan en la frontera con Brasil la cual -según denuncias de diversas organizaciones- se encuentra tomada por grupos irregulares que mantienen el control de la zona.

De acuerdo a la ONG FundaRedes, “el estado Bolívar, ocupó el segundo lugar de criminalidad durante el tercer trimestre del año 2020, y registró un aumento de 100 % en violencia, ya que se documentaron 113 homicidios, 43 enfrentamientos y 15 desapariciones o secuestros de personas, una zona del país donde los grupos armados irregulares se disputan el control del territorio por la explotación minera para obtener fuentes de financiamientos y sometimiento de la población”.

De igual manera, quienes deciden emigrar del país por las fronteras marítimas también se exponen a graves peligros, especialmente a la trata de personas, en su mayoría mujeres vulnerables que provienen de las zonas rurales de los estados costeros.

Según un informe realizado por la investigadora de la trata de personas, Dra. C Justine Pierre “las mujeres jóvenes que no saben que su destino es la prostitución siguen siendo objeto de trata hacia Trinidad y Tobago”.

Riesgos latentes

Los pasos irregulares que comunican a Venezuela y Colombia se han convertido en una alternativa para transitar por ambos países pese al cierre fronterizo que data desde el año 2015. Sin embargo, esta opción resulta muy peligrosa tomando en cuenta la crecida del Río Táchira por el cual deben pasar quienes busquen cruzar la frontera.

Le puede interesar.  El CubeDV, creación venezolana para proteger al personal de salud del covid-19

Incidentes como la desaparición de un venezolano, que se dedicaba al paso de mercancía por las trochas, quien se presume fue arrastrado por la corriente del río, es uno de los escenarios que más se repiten luego de la crecida del caudal.

CUC101. CÚCUTA (COLOMBIA), 13/10/2018.- Venezolanos cruzan el río Tachira hacía Colombia agarrados de una cuerda hoy, sábado 13 de octubre de 2018, en la trocha Los Mangos, cerca de Cúcuta, departamento de Norte de Santander (Colombia). Cientos de venezolanos cruzan indebidamente al no tener la documentación exigida por migración Colombia. Argumentan no tener alimentos y la necesidad de trabajar en Colombia para mantener a sus familias. EFE/Schneyder Mendoza

Venezolanos varados

Aunque el paso por la frontera colombo-venezolana se mantiene activo por los pasos irregulares a pesar de las restricciones por la pandemia, existen quienes, por no contar con los recursos, se han visto obligados a trabajar en la zona limítrofe con el fin de obtener recursos para costear su viaje tanto al interior de Venezuela como a otros países.

Por esta razón cientos de venezolanos que se encuentran varados en la frontera colombo-venezolana han improvisado campamentos, en ellos habitan con sus pequeños hijos quienes crecen en construcciones armadas con materiales reciclables que encuentran en la vía o en la basura.

Campamentos elaborados con bolsas, ramas, telas y escombros cubren de las fuertes lluvias a las familias venezolanas que se encuentran desamparadas en medio de la frontera.

Niños jugando con juguetes viejos es parte del panorama que se puede observar en estas comunidades improvisadas.

Cortesía de Voa Noticias

Cinco años del cierre fronterizo

El pasado 19 de agosto se cumplieron cinco años desde que el régimen venezolano decidió cerrar el paso fronterizo con Colombia, país que se ha caracterizado por recibir la mayor cantidad de migrantes venezolanos.

Según datos de Migración Colombia, alrededor de 1.722.919 venezolanos se encuentran en territorio colombiano, sin embargo, el director del ente migratorio, Juan Francisco Espinoza ha manifestado que existe una reducción en esta cifra como consecuencia a la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19.

Le puede interesar.  Cortes eléctricos, lluvias y colapsos marcaron jornada en la frontera

Sin embargo, Espinoza explicó que este registro varía constantemente debido a la ola migratoria que se ha iniciado desde Venezuela en medio de la pandemia y, como consecuencia de dichas restricciones, los connacionales han emprendido un viaje a pie desde sus estados de origen hasta territorio fronterizo.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí