El 85% de la población estudiantil venezolana no está recibiendo clases, mientras que los educadores devengan pagos paupérrimos que no compensan ni un día de alimentación. Desde la Asamblea Nacional se afinan estrategias para compensar a través de un bono humanitario al sector educativo antes de finales de año

Por Rosalinda Hernández C.

En conversaciones con Frontera Viva, la parlamentaria a la Asamblea Nacional y presidenta de la subcomisión de educación, Lara Bolivia Suarez, señaló al régimen de Nicolás Maduro como el único responsable de la crisis del sector educativo nacional que mantiene a sus trabajadores en la indigencia.

Nicolás Maduro, no deja de demostrar el desprecio que siente hacia el sector educativo. En las escuelas del país no hay agua, ni electricidad, menos internet, ni los mínimos implementos para cumplir los protocolos de bioseguridad y así ha pretendido iniciar actividades de manera presencial, dijo Lara Bolivia Suarez.

En ninguna institución educativa del país hay al menos un termómetro para medir temperaturas y menos las condiciones necesarias para evitar el contagio de coronavirus, añadió.

“Destruyeron el sistema educativo desde el nivel preescolar hasta el universitario y de allí la urgencia de un cambio político en el país”.

El 85% de los estudiantes venezolanos no están recibiendo clases, dijo la diputada.

Quienes reciben clases de manera regular se encuentran en el sector privado y los colegios pertenecientes a Fe y Alegría, los demás no han contado durante el año escolar 2019-2020 con las herramientas necesarias para estudiar.

Para la asambleísta los salarios de los docentes son unas de las prioridades contempladas para atender de manera urgente dentro del Plan País, teniendo en cuenta que ganar seis dólares al mes, no representa nada porque ni siquiera alcanza para un día de alimentación en Venezuela.

Ante la situación crítica que padecen los trabajadores del sector educativo, en medio de la Covid19 y de la emergencia humanitaria compleja que atraviesa Venezuela, el parlamento impulsa una ayuda dirigida a docentes, personal administrativo y obreros, adscritos al sistema de educación.

“Agilizamos los trámites para que antes de finalizar el año 2020, todo el personal de educación en Venezuela, pueda tener el bono que tanta falta hace”.

Generación de analfabetas

Mantener a una población analfabeta, incapaz de cuestionar las políticas erróneas que han llevado a los ciudadanos a la miseria que viven en Venezuela, es lo único que se propone el régimen, dijo la parlamentaria.

“Les conviene un pueblo ignorante, conformista con las cajas de comida Clap o los bonos que nada resuelven, pero representan un chantaje político”.

Durante la llamada “IV República” los venezolanos provenientes de sectores vulnerables tenían como piso para lograr un ascenso social la educación, pero hasta ese beneficio se lo arrebataron, recordó.

Las posibilidades de lograr en el país un ascenso social al adquirir una profesión son casi nulas porque tienen trancado el futuro a las nuevas generaciones y sin docentes no existe una vía para reconstruir el país, dijo. 

“Solo un cambio político sería determinante para el mejoramiento de la educación y por esa razón en unidad con el sector educativo nacional, apoyamos el Pacto Unitario que impulsa el presidente Juan Guaidó”.

La Asamblea Nacional contabiliza una nómina de 350.000 docentes pertenecientes al sistema nacional y 100.000 entre municipales y regionales. Además de 90.000, adscritos al sector privado.

La recuperación de 23.000 infraestructuras educativas públicas y el programa de alimentación escolar que prácticamente no existe, también es de atención prioritaria y representa materia importante en el desarrollo del estudiante, destacó Suarez.

“Los estudiantes no consiguen comida en casa, tampoco tienen en la escuela y por esa situación abandonan. Se les ve en las calles haciendo cualquier trabajo para poder llevar algo de alimentos al hogar”.

En el país 6 millones de estudiantes están matriculados en el sistema público, un millón en el sector privado y un total de 1.5 millones están sin escolaridad, no aparecen inscritos en el sistema educativo, situación que causa alarma y es grave para Venezuela, detalló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí