Rafael Orihuela, médico y ex ministro de Salud, señaló que al régimen de Nicolás Maduro le faltó anticipación para poder enfrentar adecuadamente la emergencia de la llegada del coronavirus al país.

Indicó asimismo que poner al frente del manejo de la crisis a los militares es un error. «Es una situación que debe ser liderada por los especialistas de la salud», aseguró.

«Uno de los nortes que hay que manejar en materia gerencial en este tipo de crisis es la necesidad de anticiparla. Si eso no se hace, te van reventando los hechos nuevos en la cara y prácticamente te impiden actuar sobre un plan», señaló.

Orihuela explicó que desde hace tres semanas, al menos, había señales para acometer acciones enérgicas que permitieran controlar la emergencia, lo que se ignoró: «Todo refleja ya que la dirección del conflicto está detrás de la crisis, y no hay estrategias claras».

El ex ministro estuvo al frente de la cartera de Salud entre 1992 y 1993, en el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Le correspondió enfrentar un fuerte brote de cólera, que afectó sobre todo las poblaciones indígenas.

Interrumpir la circulación

Orihuela explicó que hay diferentes formas de enfrentar la situación: cerrar las fronteras e impedir las aglomeraciones para interrumpir la circulación del virus, como se hizo en China y otros muchos países, o ver la evolución natural del virus, como decidieron los ingleses, que concentraron sus esfuerzos en la población mayor de 60 años de edad.

En Corea del Sur señaló que se trataron tempranamente los casos potencialmente graves, lo que implicó una inversión millonaria en maquinaria con un cuerpo especializado humano gigantesco. «Allí se cumplió con un bloqueo para impedir la circulación del virus y se atendió a los adultos mayores. Los coreanos en su brote, que ya está casi de paso, han tenido una mortalidad de 0,6%», subrayó.

Por contraposición, afirmó que Italia reaccionó tarde, por lo menos 10 días después, dando como resultado una alta mortalidad en ancianos que tenían algún problema médico. «No te anticipaste y tampoco pusiste el acento de tu gestión de salud en evitar las muertes evitables», manifestó.

En Venezuela

Orihuela indicó que en Venezuela es imposible concentrarse solo en la atención de la población de mayores de 65 años de edad, que son los más desasistidos. Señaló la razón: hay una carencia absoluta de camas de hospitalización, sobre todo en terapia intensiva.

«Se me agrava un viejito en cualquier lugar de Venezuela y no tengo cómo atenderlo correctamente; por tanto, lo más probable es que se muera», aseguró.

«En Venezuela no hay forma de resolver el problema. La única forma es evitar que ocurra y eso no es fácil», recalcó.

Dijo que casi todos los primeros casos que se presentaron de coronavirus han sido de viajeros, pero alertó de dos que le parecen particularmente importantes: el médico integral de Cojedes que no tiene explicación, y el de Apure. «Esos sí abren un riesgo importante por lo menos para esos dos estados», explicó.

Señaló asimismo que hay que prestar atención al país oculto, la zona del Arco Minero, la Guajira venezolana y el Delta Amacuro. «Allí hay un movimiento incontrolado de seres humanos. Si el virus se riega por ahí no va a haber cómo pararlo», subrayó.

Los militares

Orihuela especificó que es un grave error colocar al frente de la crisis a los militares. «Es terrible poner a manos inexpertas a manejar este problema. Nuestro personal epidemiológico, por muy golpeado que esté, tiene muchos años lidiando con la crisis», manifestó.

«No se trata de una guerra en términos militares; eso lo que va a llevar es arriesgar a la población castrense, mal preparada y sin formación médica, a enfermarse una buena parte», alertó.

Dijo asimismo que las decisiones finales deben tomarlas los médicos. «Quienes debe estar al frente son los civiles especializados. Si yo fuese autoridad en Venezuela pediría la inmediata entrada de ayuda humanitaria, no solo en materia de recursos, sino de experticia, y coloco en manos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud la dirección de esta batalla contra el coronavirus, porque esos sí que saben de eso», afirmó.

Advirtió que la presencia de milicianos, muchos adultos mayores, en labores de contingencia representa un riesgo.

Interferón para el coronavirus

Nicolás Maduro anunció que Venezuela cuenta con suficiente cantidad de interferón para tratar el covid-19. El medicamento, importado de Cuba, dijo que ha tenido excelentes resultados.

«Tiene uso en hepatitis C, pero es caro. No existe ninguna evidencia que se pueda utilizar interferón en una epidemia de esta naturaleza. Eso no es más que propaganda», aseguró Orihuela.

Información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí