El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), en conjunto con la Gobernación del Norte de Santander y la Alcaldía del municipio Villa del Rosario, realizaron una intervención humanitaria en el corregimiento de La Parada, tramo fronterizo que divide a Cúcuta con Venezuela.

Los organismos entregaron ocho mil ayudas humanitarias a familias colombo venezolanas que viven del día a día y debido a la contingencia por el Covid-19, no tienen cómo generar ingresos.

“Aquí tenemos población vulnerable a quienes la crisis del covid-19 les obliga a quedarse en sus casas y muchas de estas personas viven del día a día. De manera que hemos trabajado con toda la cooperación internacional para que 8.000 personas reciban las condiciones mínimas de subsistencia”

declaró Victor Bautista, secretario de Fronteras de la Gobernación del Norte de Santander

Con el apoyo del Ejército de Colombia y la Policía Nacional, artículos de higiene personal y otros productos básicos fueron entregados casa por casa en la zona donde convergía la mayoría del comercio informal de Cúcuta.

Astrid Anselmi

Le puede interesar.  ¡Compramos cabello!: el grito al que cada día se unen más venezolanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí