Funcionarios del Centro de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) están tras los integrantes de un grupo que se dedicaba a la falsificación y venta de medicamentos adulterados. Lo cual, además de una presunta estafa, representa un peligro para la integridad física de los pacientes. La mayoría de ellos bajo tratamiento facultativo, que al no recibir las medicinas adecuadas veían agravar sus cuadros clínicos.

Voceros del Cicpc Táchira manifiestan que las investigaciones se desarrollaron por espacio de varios días. Explicaron el informante que las pesquisas llevaron a los detectives hasta la urbanización Santa Rosa, en la parroquia La Concordia. Allí observaron la presencia de dos personas, un hombre y una mujer, que llegaron en una motocicleta e introdujeron varios bultos a una vivienda.

En tanto, la mujer se encerró en la vivienda, negándose a permitir el acceso de los detectives. En ese momento se percataron que los bultos que estaban ingresando a la vivienda contenían medicamentos y envases vacíos, que de acuerdo a las investigaciones fueron impresas en territorio colombiano, concretamente en la ciudad de Cúcuta. La dama fue aprehendida de inmediato y los objetos sospechosos retenidos para las correspondientes experticias. Se comentó sobre una segunda persona arrestada, pero no fue posible la confirmación, ya que el caso  se encuentra a órdenes del Ministerio Público.

Vitaminas y medicamentos

Comentó el funcionario policial que durante la operación fue posible el decomiso de vitaminas y medicamentos conocidos, como: Vita cerebrina; N –itina; Crema Azufrada Antimicótico. En costales habían frascos de: Colágeno, Biotina, Centrum, desodorantes, Star Blue, Biotina, entre otros productos. Así se comprobó que en realidad las cápsulas y pastillas fueron elaboradas con base a maicena y, por consiguiente, no tenían ningún efecto curativo.

Le puede interesar.  Las guerrillas colombianas se dividieron el control de un municipio en el oriente de Venezuela y ejercen la autoridad

Según reporte de Diario La Nación, además fue encontrada una bolsa de color blanco con ciento treinta cajas vacías, donde se puede leer Centrum; una bolsa de color negro contentiva de cientos de cajas vacías, para encajar Flexamine, N-Fitina y otros fármacos.

En cuanto al hombre que logró escapar, los funcionarios desarrollan operaciones para ubicarlo. Lograron identificarlo y pese a que su nombre no fue revelado, se informó que presenta un registro policial por el delito de homicidio.

En las últimas 24 horas, detectives de la Brigada Contra la Delincuencia Organizada han practicado allanamientos en busca de otras personas vinculadas al caso. Otro lote de medicinas falsificadas podrían estar listas para ser puestas a la venta, con graves peligros para la salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí