Terminal de Pasajeros de San Antonio del Táchira

Al día, pueden gastar hasta 45.000 pesos para poder circular con tranquilidad y cumplir con la ruta

Jonathan Maldonado

En el Terminal de Pasajeros de San Antonio del Táchira, la entrada y salida de unidades de la ruta San Cristóbal-San Antonio, a simple vista, luce normal. No hay colas de pasajeros, incluso, pasan más de 15 minutos para que la buseta se llene en su totalidad. Una vez sale la de turno, la que le sigue, de inmediato, abre sus puertas.

La imagen, que se hizo común durante la mañana de este miércoles, pintaba una tranquilidad que se diluyó una vez fueron abordados los conductores. “Hemos tenido que comprar gasoil revendido para poder trabajar”, manifestó Jean Carlos Maldonado, quien, ante la escasez del combustible en las estaciones, acude a los llamados revendedores.

Jean Carlos Maldonado, conductor

Maldonado aseguró que debe gastar hasta 15.000 pesos por una pimpina que no rinde frente a los trayectos que recorre para cumplir con su ruta. “En ninguna estación hay gasoil, y el día que le toca a uno, si no estás en la lista, pues no le echan”, reiteró quien insta a las autoridades a buscar soluciones.

Al día, puede gastar hasta 45.000 pesos para evitar quedar varado en alguna zona. “Así no se puede trabajar. Mi patrón tiene dos encavas más y están guardadas porque no tiene con qué ponerlas a circular”, acotó el conductor.

Jean Carlos Maldonado aclaró que a ningún pasajero se le obliga a pagar en pesos. “La tarifa está en 80.000 bolívares o 4.000 pesos”, dijo al tiempo que indicó: “la persona escoge en qué moneda cancelar”.

Le puede interesar.  Adiós a la gasolina más barata del mundo

Pasajeros resignados

Aunque la mayoría de usuarios cree que el monto del pasaje es elevado, dicen estar algo resignados y, al final, pagan los 80.000 bolívares o 4.000 pesos. “No tenemos de otra, ¿quién nos va a llevar a nuestros destinos?”, expuso María Matos.

Matos aseguró que el gasto representa un golpe para el bolsillo. “No es fácil sacar la cantidad, pero al mismo tiempo uno entiende que los conductores gastan en cauchos y demás repuestos”, aseveró quien usa esta línea, como mínimo, tres veces a la semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí