No sufría ninguna patología previa y era madre de un niño de cuatro años.

Danielle DiCenso. Foto: Facebook.

Danielle DiCenso de 33 años, quien formaba parte de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital General de Palemetto, en Miami, Estados Unidos, murió la semana pasada después de atender durante dos semanas a pacientes con Covid-19 sin el equipo de protección adecuada.

“Siempre ponía a la gente primero. Se presentó a trabajar un día y no tenían un cubrebocas para ella. Realmente le rompió el corazón no poder hacer su trabajo en un lugar donde se sintiera segura”, reveló su esposo, David DiCenso, a una televisora.

“Intercambió decenas y decenas de mensajes con sus compañeros diciendo que no les facilitaban el equipo apropiado y (los funcionarios de Palmetto) no contaron lo que realmente estaba ocurriendo en los hospitales”, añadió.

Denunció además las condiciones en las que todavía trabajan los compañeros de Danielle, y el hecho de que miles de sanitarios estén perdiendo la vida en el país durante la pandemia.

Aumentan las cifras por COVID19 en Estados Unidos

Según cifras publicadas este martes por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en EEUU se han infectado con Covid-19 alrededor de 9,000 sanitarios. La mayoría son mujeres de raza blanca, de unos 40 años. Aunque muchos no fueron hospitalizados, 27 murieron a causa del coronavirus.

Danielle DiCenso alertaba la situación

Aunque todavía no se ha confirmado si Danielle DiCenso padecía la enfermedad, después de que la prueba diera un resultado “inconcluso”, esperan que la autopsia revele la causa de la muerte. Si se prueba que la enfermera de la UCI falleció por Covid-19, se convertiría en la víctima más joven de la pandemia en el condado de Palm Beach.

Le puede interesar.  La Ley Antibloqueo dividió al chavismo: legisladores de su propia asamblea denuncian que viola la Constitución de Venezuela
(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)

A través de la cuenta de Facebook de la enfermera, su esposo ha pedido a los médicos y enfermeros del Hospital General de Palmetto que le envíen los mensajes que intercambiaron con su esposa acerca de la falta de equipos de protección individual (EPI).

“Soy David DiCenso en representación de Danielle. En un esfuerzo por crear conciencia de la situación. Muchos medios de comunicación me han contactado y les gustaría saber lo que ocurre. Si hay aquí algún compañero de trabajo de Danielle que haya recibido un mensaje de ella en el que denunciara las prácticas inseguras de los hospitales, por favor envíenlo a esta página o a mí. Aprecio muchísimo su ayuda. Es un asunto que tiene que resolverse para asegurar que no se pone en riesgo el bienestar de los sanitarios”, pidió a través de la red social.

Por su parte, el Hospital General de Palmetto rechazó hacer declaraciones y remitió a los medios de comunicación a su política de EPI (PPE por sus siglas en inglés: Personal Protective Equipment). Aseguraron que están muy enfocados en “minimizar la exposición del staff”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí