El mandatario Donald Trump suspendió la inmigración por dos meses con el fin de “ayudar a los estadounidenses a estar primeros en la fila para conseguir trabajo una vez que Estados Unidos vuelva a abrir”, situación que preocupa a los venezolanos que se encuentran en territorio estadounidense.

La abogada especialista en migración de Montoya Consulting, María Montoya explicó a El Pitazo a quienes afecta directamente este decreto.

¿A quiénes afecta?

Según señaló, esta medida afecta a aquellas personas que están en proceso de trámite de una visa de residencia y se encuentran en Estados Unidos, además de quienes a pesar de no encontrándose en Estados Unidos, están realizando los trámites migratorios para obtener una visa de residencia (con algunas excepciones que dispondrán las autoridades migratorias y avisarán en el momento en que estas se produzcan).

De acuerdo a Montoya, todos los trámites de solicitud, renovación o actualización de esos documentos quedarán en stand by durante los 60 días de vigencia del decreto.

¿A quiénes no afecta?

Sin embargo destacó que la medida no afecta a residentes permanentes, es decir, a todo aquel ciudadano que haya obtenido válidamente su visa de residente en Estados Unidos, trabajadores de la salud, quienes posean visa de inversionistas, cónyuges e hijos menores de 21 años de ciudadanos estadounidenses.

Miembros de la Fuerza Armada de Estados Unidos, incluidos sus cónyuges e hijos menores de 21 años, cualquier persona que ingrese a Estados Unidos por razones policiales o de seguridad nacional, ciudadanos que se encuentren bajo la figura de Parole (Permiso de permanencia temporal) y quienes posean visas especiales de inmigrante para ciudadanos iraquíes y afganos que han trabajado para el gobierno de Estados Unidos.

Le puede interesar.  Alemania aprueba iniciar estudio de vacuna contra covid-19 en voluntarios

¿Los venezolanos se ven afectados?

Montoya subraya que los trámites de asilo o refugio adelantados por los venezolanos que se han radicado en Estados Unidos se suspenderán durante los 60 días de vigencia del decreto. Es decir, estarán en stand by hasta tanto se reanuden las actividades migratorias o se levante la fuerza de ley del decreto.

“La mayoría de ciudadanos que conforman la comunidad venezolana que se encuentra en Estados Unidos usualmente ingresan al país con visa de turista para luego cambiar de estatus, o con solicitud de asilo, la cual según nuestra experiencia y conforme ha aumentado el movimiento migratorio venezolano, resulta demorada en el proceso y en la respuesta a la solicitud. Sin embargo en los actuales momentos la tasa de movilidad humana mundialmente ha decrecido, a causa de la pandemia que afecta a todo el mundo”, agregó.

El Pitazo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí