Un nuevo estudio realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, en inglés) asegura que la vacuna Moderna es la más efectiva contra la hospitalización por COVID-19.

De acuerdo al estudio, la efectividad de Moderna es del 93 %, seguida por la de Pfizer/BioNTech es del 88 % y la de Johnson & Johnson con el 71 %.

El reporte de los CDC también indica que “aunque los datos muestran alguna variación en los niveles de protección de la vacuna, todas las vacunas aprobadas o autorizadas ofrecen una protección sustancial contra la hospitalización por COVID-19”.

El estudio recogió datos de 3.600 adultos que estuvieron hospitalizados entre marzo y agosto de este año en cerca de una veintena de estados de EE. UU.

Según los investigadores, la efectividad de la vacuna de Pfizer comienza a disminuir de manera más pronunciada que la de Moderna, y a partir del cuarto mes de haber sido administrada su segunda dosis se sitúa en el 77 %.

Una las posibles explicaciones es el período entre la primera y la segunda dosis, que en la vacuna de Moderna es de cuatro semanas y en la de Pfizer es de tres semanas, lo que daría más margen en el caso de Moderna para fortalecer los anticuerpos, apuntaron los CDC.

Las vacunas de Pfizer y de Moderna cuentan con una tecnología más sofisticada, ya que está basada en el ARN-mensajero; mientras que la de Johnson & Johnson se basa en un adenovirus, como las vacunas tradicionales.

Con información de EFE

Le puede interesar.  Vacunación de venezolanos en Colombia iniciará esta semana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí