Tras renunciar a su cargo como vicepresidente del CNE, Rafael Simón Jiménez exhortó a los medios a investigar el contrato firmado con ExClé, empresa encargada del sistema técnico para el fraude electoral pautado para el 6 de diciembre. Los términos del acuerdo fueron pautados por Tibisay Lucena, ex rectora de la junta electoral, ligada al régimen de Nicolás Maduro.

“Las máquinas fueron dadas a una empresa llamada ExClé, he invitado a los periodistas a que investiguen los términos de ese contrato y quién lo dio y cómo lo dio… las maquinas fueron compradas por el directorio dirigido por Tibisay Lucena. Cuando nosotros llegamos allí, ya se había dado ese contrato”, dijo Jiménez.

ExClé, empresa argentina, se encargará de cargar la data comicial y la transmisión de datos para el fraude electoral. Varias fuentes han indicado que la compañía no tiene experiencia en el área de sufragios, lo que genera más dudas sobre la contratación.

En síntesis, se presume que la renuncia de Jiménez al cargo en el CNE se debe a irregularidades hechas por Tibisay Lucena a través del contrato con ExClé; la decisión es una forma de no verse involucrado con hechos de corrupción impulsados por el régimen de Maduro.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  ¿Por qué el arresto de Alex Saab es clave para Estados Unidos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí