Foto: FundaRedes

Al cumplirse un año de la desaparición en altamar de 28 venezolanos pasajeros de la embarcación Jhonnaily José que zarpó de Güiria, estado Sucre, con rumbo a Trinidad y Tobago, familiares de las víctimas exigen al Estado venezolano que atienda sus solicitudes, se abra una investigación y se frene con este tipo de crímenes que siguen ocurriendo en las costas venezolanas.

El 23 de abril de 2019 fue el terrible incidente que envolvió a 28 familias en una pesadilla, de la cual aún no tienen ninguna respuesta, sus seres queridos subieron a una embarcación ilegal con el objetivo de ir a otro país en busca de una vida digna, huyendo de la emergencia humanitaria compleja en Venezuela, y se encontraron con la fatalidad de una presunta red delincuencial que simula el naufragio de las lanchas para cargar con los pasajeros y usarlos en distintas formas de esclavitud moderna.

Ana Arias / Foto: FundaRedes

Ana Arias vocera de los familiares de las víctimas, narró que los representantes de estas 28 personas desaparecidas en aguas territoriales entre Trinidad y Tobago – Güiria, estado Sucre de Venezuela, han agotado todos los mecanismos legales e institucionales, como Ministerio Público, Cicpc, Dirección de Contra Inteligencia Militar (DGCIM), Comando Nacional Anti Extorsión y Secuestro (CONAS), Guardia Costera, Fiscalía Superior, y Fiscalía General de la República, pero no han recibido respuesta alguna de las autoridades venezolanas sobre este caso.

Indicó Arias que, funcionarios del Estado venezolano, aun sabiendo que las autoridades de Trinidad y Tobago, han hecho allanamientos en lugares donde han rescatado a jóvenes venezolanas tanto hombres como mujeres, no han profundizado en esta situación para rescatar a sus connacionales.

Le puede interesar.  El brutal asesinato de un dirigente chavista que denunció el negocio del combustible y las drogas: qué hicieron la policía y los funcionarios

Recordó que han ido también a la Interpol, y la Embajada de Trinidad y Tobago en Venezuela, además de numerosos organismos internacionales. “Nuestros seres queridos ni siquiera tienen alerta amarilla de desaparecidos, y ante el silencio de las autoridades, nuevamente estuvimos entre el 18 y 21 de febrero de 2020 en la ciudad de Caracas, junto a familiares de desaparecidos en otras dos embarcaciones, acompañados por organizaciones como FundaRedes, pero seguimos sin recibir alguna atención a nuestro caso”.

Prensa FundaRedes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí