Renzo Prieto fue privado de la libertad el pasado 10 de marzo en Caracas y desde entonces sus familiares no han logrado un contacto con el parlamentario.

La hermana del diputado a la Asamblea Nacional por el Táchira, Renzo Prieto hizo un llamado a los órganos nacionales de justicia y cuerpos de seguridad que mantienen privado de libertad al parlamentario para que le permitan establecer un contacto con la familia

Por Rosalinda Hernández C.

Carolina Prieto, hermana del diputado tachirense a la Asamblea Nacional, Renzo Prieto, denunció que la familia no ha tenido ninguna comunicación con el parlamentario. Situación considerada de extrema gravedad, aunado a la detención injusta de la que ha sido objeto, recalcó.  

“Necesitamos por favor comunicarnos con Renzo. Pedimos que le permitan hacer una llamada telefónica. Queremos y debemos saber cómo está, cuál es su situación de salud”, dijo notablemente angustiada.

En medio del decreto de cuarentena nacional las audiencias en los tribunales venezolanos han sido suspendidas. A la abogada Ana Leonor Acosta, defensora del dirigente del partido Voluntad Popular (VP), también le han sido restringidas las visitas y la comunicación con el político, acciones que empeoran la situación detalló Carolina Prieto.

“Hasta la presente no hemos tenido ningún contacto con Renzo. No podemos dar fe que él se encuentra bien. Queremos hablarle y que sea él mismo quien nos diga que está bien de salud y que está recibiendo el buen trato que merece. Tememos por la salud de mi hermano y de todos los presos políticos del país en medio de la pandemia mundial”.

Violan sus derechos

La representante de la familia Prieto, argumentó que al diputado se le violan de manera reiterada los derechos políticos y ciudadanos. No solo al detenerlo sin justificación alguna. También se vulneran -dijo- cuando le niegan la posibilidad de establecer  comunicación directa con los parientes.

Le puede interesar.  Cuatro dólares: el salario más bajo del planeta tierra

“Estamos muy preocupados. Le pedimos al gobierno no solo una fe de vida de Renzo, también su libertad plena. Cuando alguien es detenido el primer derecho al que tiene acceso es a realizar una llamada telefónica para notificar su detención y a mi hermano ese derecho se lo negaron y siguen negándoselo”, agregó.

Trasladarse a Caracas, lugar de reclusión del parlamentario nacional es algo imposible para la familia Prieto, teniendo en cuenta el estado de emergencia nacional que se vive por el Covid-19 y las restricciones de movilidad que existen en el territorio nacional. Situación por la que reiteran la necesidad de establecer un contacto telefónico urgente.

Segunda detención

El parlamentario opositor venezolano fue detenido sin ninguna orden judicial el pasado 10 de marzo por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) en la capital venezolana.

Es la segunda vez que Prieto es llevado a prisión. Anteriormente estuvo cuatro años sin haberse celebrado ninguna audiencia. En esta ocasión el tribunal del caso ordenó su privación de libertad y revocó la medida cautelar sustitutiva de la que gozaba desde el año 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí