La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura alertó que la situación de seguridad alimentaria en Venezuela empeorará este año debido a la  disminución en la importación y producción de cereales.

En su más reciente informe, la FAO informó que la recolección de arroz y maíz están a punto de finalizar y las perspectivas de producción son desfavorables debido a la considerable reducción de las plantaciones y los bajos rendimientos.

Asimismo, la organización de la ONU  señaló que la escasez de insumos agrícolas y combustible afectó significativamente los rendimientos. Estos se vieron exacerbados por la disminución de las precipitaciones en el período de febrero a abril en las principales zonas productoras del centro-oeste de Venezuela.

9.3 millones de venezolanos padecen inseguridad alimentaria

Además, precisó que la capacidad de importación del país se ha deteriorado debido a la continua depreciación del bolívar frente al dólar. Y al nivel cada vez menor de las reservas de divisas, luego de la disminución de los ingresos petroleros y la imposición de sanciones internacionales en agosto de 2017.

Asimismo, la Evaluación de la Seguridad Alimentaria realizada por el Programa Mundial de Alimentos afirmó que cerca de 9,3 millones de personas (un tercio de la población) padecen de inseguridad alimentaria y necesitan asistencia, de los cuales 2,3 millones (8% de la población) fueron clasificados como inseguridad alimentaria severa.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí