Como de un gran avance en la solución del proceso político venezolano  calificó el exparlamentario venezolano Walter Márquez la investigación iniciada por la Corte Penal Internacional a su Fiscal Jefe, Fatou Bensouda, por presuntos delitos de negligencia grave y corrupción además de su responsabilidad de encubrir los crímenes de lesa humanidad de Nicolás Maduro en la frontera.

Recordó Márquez que estas denuncias se refieren al proceso de deportación forzosa de cientos de ciudadanos colombianos en el año 2015 que califica como una clara y perversa violación de derechos humanos ya que no solamente implicó la deportación sin respeto por el debido proceso, la persecución y la destrucción de bienes personales de los colombianos afectados.

Como se recordará esto generó la primera crisis humanitaria en la zona de frontera lo que provocó, incluso, la intervención de organizaciones multilaterales como la OEA para darle apoyo a los nacionales colombianos retornados.

La Fiscal Bensouda habría desestimado la denuncia señalando que primero había que agotar la vía nacional “esto a pesar de que habíamos denunciado a la Fiscalía venezolana y el Tribunal Supremo de Justicia habían cerrado la investigación” lo que desdice el argumento de la señalada.

“Ella desestimó, de manera irresponsable nuestra solicitud con lo que nos obligó a denunciarla para que le apliquen sanciones disciplinarias y la remoción de su cargo”. Manifiesta Márquez que el gobierno Maduro diseñó y aplica una estrategia para paralizar todas las investigaciones que se realizan en instancias internacionales. La actuación de la Fiscal formaría parte de esta estrategia.

“Ella está comprometida con el régimen venezolano a través de un fuerte lobby internacional hecho por Haifa Aissami, embajadora del gobierno de Maduro en La Haya”

El objetivo de la denuncia es buscar la designación de un nuevo Fiscal ante la Corte Penal que “mantenga la transparencia, sea honesto y comprometido con la justica y adelante la investigación porque se está afectando a millones de venezolanos migrantes forzosos y el exterminio por la falta de alimentos y medicinas”. Anunció que se presentarán nuevos elementos que comprometen aún más al gobierno de Maduro en los hechos para que el crimen de deportación forzosa de colombianos no quede impune.

Señala el defensor de derechos humanos que este 19 de agosto de cumplen cuatro años del proceso de deportación forzosa ordenado por Maduro y su régimen. Explicó que se adelantan tres procesos de denuncia penal por estos hechos: el adelantado por Alejandro Ordoñez, actual embajador de Colombia en la OEA, el propio Presidente Iván Duque, siendo parlamentario. Estos procesos se adelantan en la justicia colombiana y en instancias internacionales. “Este es un hecho público, notorio y comunicacional que no puede ocultar la Fiscal ya que conmovió a la comunidad internacional.

Por: Alans Peralta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí