Según un trabajo publicado por el diario Le Matin Dimanche, reseñado por el portal de noticias Semana y la agencias Bloomberg, Venezuela se ha convertido en el mayor proveedor de fondos de dudosa procedencia para los bancos suizos.

Así lo afirma una investigación realizada por la Fiscalía de ese país, la cual se dio a conocer este fin de semana.

Después de un año de investigación, los fiscales suizos dieron con varias cuentas bancarias que contienen unos 9.000 millones de francos (10.100 millones de dólares), que presuntamente provenían de fondos públicos malversados en Venezuela.

Desde que se abrieron las investigaciones a fines de 2019, los fiscales de Zúrich se han enterado del modo de proceder para el manejo de este dinero. Según un portavoz de la Policía, que habló con el diario suizo Le Matín Dimanche, el dinero se distribuyó entre cientos de cuentas abiertas de unos 30 bancos. Esto significaría que uno de cada ocho bancos suizos se ve afectado por el caso.

Los procedimientos muestran las presuntas actividades cometidas por cercanos al gobierno de la revolución chavista, que han utilizado el centro financiero suizo para esconder una posible fortuna en el exterior.

De estas enormes cantidades, sólo unos pocos cientos de millones de francos han sido bloqueados por el tribunal de Zúrich. El resto fue a otros países. Además, según revela el informe, desde estas cuentas se han hecho presuntas compras millonarias en villas en Miami, yates, caballos de carreras y lujosos relojes suizos en particular.

“Nuestra investigación muestra que altos funcionarios venezolanos fueron sobornados directamente a través de una cuenta suiza bajo investigación”, dijo el portavoz.

Le puede interesar.  ONU revela organizaciones y personas que han ofrecido ayuda humanitaria a Venezuela

Investigaciones previas

La fiscalía de Zúrich ha abierto al menos cinco investigaciones independientes de blanqueo de capitales. Los investigadores se centran en particular en dos esquemas que permitieron a personas cercanas al gobierno chavista presuntamente malversar miles de millones de dólares en detrimento del tesoro público de su país, en los años 2010-2013.

Estos sistemas se basan en el cambio de divisas dual establecido. Con este sistema, los operadores privados autorizados por el gobierno chavista de Nicolás Maduro, pueden multiplicar rápidamente sus ganancias mediante el intercambio de bolívares frente a la de moneda extranjera a tasas artificialmente favorables. Uno de los principales actores de este sistema de intercambio habría sido Raúl Gorrín, un magnate de la televisión cercano a Nicolás Maduro. A partir de 2020, Estados Unidos lo declararon fugitivo.

Una de las principales cuentas suizas controladas por Raúl Gorrín fue abierta en el banco Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) en Ginebra. Según un estado de cuenta, desde abril de 2012 hasta marzo de 2013, esta persona recibió 2.900 millones de dólares. Después de unos días el dinero se devolvió en pequeñas cantidades a empresas fantasmas.

Hasta el momento estas investigaciones no han tenido consecuencias penales para los banqueros suizos

Información de Caraota Digital y Semana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí