Aunque la fuga de deportistas cubanos ha sido un factor común en las competencias internacionales, lo que se vivió en México durante el Mundial de Beisbol sub-23 es histórico. 12 peloteros abandonaron la competencia para no tener que regresar a su país, superando el récord de cinco abandonos registrados en el torneo Clubes Campeones de 1996, también en territorio mexicano.

El último desertor fue Geisel Cepeda, quien se escapó de un WaltMart de Hermosillo, al noroeste de México. Con esta última fuga, la delegación cubana vuelve a la isla con la mitad de sus jugadores y sin medalla, pues quedaron de cuarto lugar en la competencia.

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) dijo que los jugadores que escaparon habían “flaqueado sin respetar la misión del equipo”. Pero, los peloteros se fugan para cumplir el sueño de jugar en las Grandes Ligas, pues desde Cuba no es posible salir a Estados Unidos.

Usuarios en redes sociales señalan que los deportistas aprovechan la oportunidad de escapar del régimen castrista, que controla la isla desde 1959. En julio del presente año, el pueblo cubano salió a la calle a manifestarse contra Miguel Díaz-Canel, heredero de la dictadura iniciada por Fidel Castro; más de 400 personas fueron detenidas.

Con información de DW y El Nuevo Herald

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Afirman que cargamento de cocaína decomisado en México salió de Venezuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí