El director de la ONG, Javier Tarazona, indicó que los índices de criminalidad arrojaron que Bolívar es uno de los estados más violentos, pese a tener menos población que el resto de los estados.

FundaRedes presentó la Curva de violencia, instrumento que le permite medir los índices de criminalidad en las entidades fronterizas del país. Estas son Falcón, Zulia, Táchira, Apure, Bolívar y Amazonas.

“Cuando hablamos de estos estados, pareciera que fueran tierra de nadie. La disputa que existe por el control del territorio por grupos irregulares, hace que las cifras de homicidios aumenten cada día”, señaló Javier Tarazona, director de la ONG.

De los seis estados evaluados en la Curva de violencia, el informe arrojó que Bolívar es una de las entidades más violentas, pese a tener menos población que el resto. “Debido a temas como el de las riquezas minerales del subsuelo llevan a disputas sangrientas por su control y manejo”, señaló.

Explicó que la Curva de violencia también servirá para mostrar los desplazamientos internos en estas regiones, debido a la crisis humanitaria.

Sobre las cifras, Tarazona dijo que tienen información de más de 1.800 víctimas de homicidio en 2019, además del número de desaparecidos por enfrentamientos irregulares. “La Curva de violencia es una respuesta al silencio del Estado venezolano que se ufana en presentar informes de superación de la criminalidad, cuando lo que vemos en el país es la cultura de la muerte”, aseguró el director de FundaRedes.

Héctor Mora

Le puede interesar.  La incertidumbre consume a militares venezolanos en Cúcuta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí