Mediante un documento consignado ante la REDI Andes, defensores de Derechos Humanos activistas de FundaRedes, exigieron se implemente un canal humanitario – sanitario fronterizo, con el objetivo de favorecer a pacientes crónicos que se encuentran afectados debido a que cubrían sus necesidades de medicamentos adquiriéndolos en Colombia, y ante las decisiones de cierre de fronteras y de los municipios Bolívar y Pedro María Ureña, no tienen cómo solventar esta situación que pone en riesgo sus vidas.

El documento fue consignado en la sede de la REDI Andes, dirigido al mayor general Federico Guzmán Bornia, el jueves 19 de marzo, según informó Javier Tarazona, director general de FundaRedes, quien explicó que la medida solicitada ante los efectivos militares que ejecutan la decisión de cierre de pasos fronterizos y movilidad entre ciudades, se trata de permitir acudir a Colombia a comprar medicamentos, pero debe estar acompañada con la correspondiente posibilidad de acceder al suministro de combustible.

El director general de FundaRedes también informó que se harán las gestiones pertinentes para la generación de acuerdos con la República de Colombia, con el fin de que se establezca el corredor humanitario-sanitario y así poder hacer efectiva la posibilidad de paso de las personas afectadas o sus familiares y relacionados.

Dijo Javier Tarazona que la situación es sumamente grave, ya que “la restricción de paso a los pacientes con enfermedades crónicas y que requieran medicamentos esenciales, ejecutada como medida de protección ante la expansión del COVID-19 (coronavirus), podría causar incluso más víctimas trágicas que la propia pandemia, si no se activan mecanismos de solución a la problemática de la carencia de medicamentos”.

Recordó Tarazona que Venezuela está en medio de una Emergencia Humanitaria Compleja, y uno de los aspectos relevantes de la crisis de salud se refleja en la insuficiente dotación de medicamentos en el sistema público de atención, las clínicas privadas y las farmacias del país, lo cual obliga a las personas a tener que comprar todo lo que necesitan en Colombia.

En tal sentido, el documento consignado detalla que: “el Estado venezolano, que por mandato constitucional está obligado a garantizar el derecho a la salud de los habitantes de la República (artículos 83, 84 y 85 CRBV) no provee muchos de los medicamentos y tratamientos de los pacientes con enfermedades crónicas, ni garantiza que puedan adquirirlos en Venezuela por medios privados. Incluso la intención de suministrar ayuda internacional ante la emergencia humanitaria compleja que padecemos, fue impedida por agentes del  Estado”.

Durante los días de aislamiento social y del estado de alarma en todo el territorio nacional (Decreto No. 4160, del 13 de marzo de 2020, Gaceta Oficial No. Extraordinario 6.519) FundaRedes con todo su equipo de activistas, se encuentra recibiendo, documentando y acompañando las situaciones que atraviesan los ciudadanos en temas como acceso a los servicios públicos, vulneración de las libertades personales, y todo lo inherente a violación a los Derechos Humanos, para ello pone a disposición la interacción a través de sus cuentas en Twitter @fundaREDES_ y @Obs_REDES.

Prensa FundaRedes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí