Prensa Frontera Viva

En la sala de su casa, acomodadas cerca de la pared, tiene cuatro pinturas que llevará a Estados Unidos, país en el que expondrá, por primera vez, sus cuadros en una galería de arte.

Todos sus cuadros, y otros que colecciona, adornan las largas paredes de su casa, la misma que comparte con su esposa en la ciudad de Caracas.

Su nombre es Giovanni Marco Giuliari Lucick y tiene 82 años. Su tez blanca está adornada con algunas arrugas que reflejan los años vividos.

Siempre viste una camisa con corbata, pero también es común verlo portar una franela llena de pintura con la que pasea por su estudio.

Es ingeniero y contador público de profesión, pero la pintura ha sido su forma de escape desde que tiene conciencia.

Su fascinaciones son la música, el piano, el mar y su familia. Esto lo inspira a la hora de retratar sus obras.

“La pintura siempre ha sido mi desahogo”.

Sus obras no se elaboran en un día o una semana. A veces pasan cuatro meses para que estén listas.

Los temas que más retrata son la religión, la medicina y la música.

Obra autopsia

Estas son plasmadas en cuadros tradicionales y de tipo impresionismo.

Muchas veces empieza sus obras sin saber qué hará.

“A veces empiezo a hacer un cuadro y no sé lo que voy a hacer, no tengo la menor idea, entonces voy dejando que fluya”.

Considera que el amor por el arte se lleva en la sangre, pues su padre también contador público de profesión, en su tiempo libre, se dedicaba a la escultura y lo llevaba a la arena de Verona a ver conciertos de ópera.

“Mi mamá ponía todos los domingos el concierto número 5 de Beethoven “Emperador”, estoy criado para esa música”.

Sus pinturas más preciadas

Ha pintado cuadros sobre música, paisajes, el mar y la biblia, pero los que más le enorgullece mostrar son los que ha hecho para su familia.

Obra el bautizo de Adán y Eva

Colgado en la pared que da con el segundo piso de su casa, está un cuadro que pintó para la pequeña nieta, en él refleja todo lo que quiere que ella haga en la vida.

Le puede interesar.  Las tres variantes del COVID-19 que más preocupan a los médicos
La obra dedicada a su nieta

Otro, retrata todos los países en los que su hijo ha estudiado.

Obra dedicada a su hijo

“Le hice un cuadro con todas las fachadas de los sitios donde él ha estudiado junto con su consultorio”.

Nunca ha vendido alguna de sus obras, pero le han servido para pagar consultas odontológicas, abogados y otros servicios.

Entre sus anécdotas más icónicas, cuenta la vez que Sofía Imbert le pidió varias de sus obras.

“Una vez le enseñé los cuadros a Sofía Imbert y me dijo tráeme 12 y yo le dije, bueno, te los traigo en 10 años”

Siente que no tiene el mismo ritmo que muchos de sus colegas, ya que se define como un hombre familiar.

“A las 6 de la tarde apago la luz y me acuesto y ellos empiezan a pintar a las 11 de la noche”.

El ferrocarril

Aparte de pintar, también le gusta la escultura.

Se dedicó a dictar clases de concreto armado y geometría efectiva durante 17 años en la universidad Santa María, en Caracas.

La figura más grande que ha hecho, hasta ahora, es un ferrocarril de 180 metros cuadrados, compuesto por 400 locomotoras y 2 mil vagones.

“Lo hice en el sótano de mi casa hace 30 años”.

El ferrocarril, que le llevó cinco años elaborar, tenía movimiento. Contó con 60 semáforos, trenes que echaban humo y que estaban unidos con corriente alterna y continua.

Se dedicó a encontrar pieza por pieza tanto en Venezuela como en Estados Unidos.

“Mi esposa viajaba a Miami a comprar las cruces del ferrocarril. En ese momento cada una costaba cerca de 150 dólares”.

Su escultura, a la que le dedicó días y noches completas, llamó la atención del mundo entero.

La productora Tiuna Films le hizo un cortometraje que rodaban en las salas de cine y que permitió que cientos de personas lo conocieran.

“La gente decía: mira lo que hizo ese loco en su casa”.

La idea del ferrocarril

La idea nació porque durante su vivencia en Verona, Italia (país en el que nació su padre) conoció a un profesor que una vez al mes llevaba, dentro de un cajón, un tren con el que jugaba.

Le puede interesar.  El Guri: el embalse más grande de Venezuela destruido por el régimen

Además, se vio influenciado por el amor hacia los trenes que tienen en Europa y que quiso reflejarlo en Venezuela.

El proyecto se ejecutó con la ayuda de un arquitecto y un ingeniero.

El Ferrocarril fue visitado por sus vecinos, amigos, familiares y por estudiantes de distintos colegios.

“Armando de Armas y sus hijos pasaban por mi casa y jugaban con los trenes”.

Aunque se siente orgulloso de su proyecto, recuerda con nostalgia que la idea inicial era elaborar un ferrocarril mucho más grande.

Emigrar a Venezuela

Tenía 7 años cuando llegó a Venezuela huyendo del comunismo de Tito en la antigua Yugoslavia.

“Nos metieron en la casa a 12 familias, nos quitaron todas nuestras tierras así que pasamos la cautina de hierro sin nada”.

Decidieron venirse a Venezuela porque Marco Pérez Jiménez, en ese momento, ofrecía un programa para los refugiados de Croacia.

“La gran mayoría escogió Venezuela porque decían que las morocotas estaban caminando por el suelo y era verdad”.

Comenta que sus inicios en el país fueron duros. Pasar de tener muchas tierras a trabajar como albañil fue duro para su padre, quien posteriormente pasó a trabajar en el Banco Central de Venezuela.

Recuerda a Venezuela como el país en donde todos los fines de semana se sentaba en una silla de hierro en la biblioteca nacional para contemplar los conciertos.

“Aquí vi al mejor pianista del mundo que era Malcuzynski. Para verlo en Europa había que esperar 6 meses y yo lo vi gratis en la CANTV. También vi a Arthur Rubinstein tocando”.

A pesar de la crisis que vive el país, Giovanni nunca ha pensado en dejar Venezuela. Asegura que le gusta el país por el clima y su gente, aunque prefiere recordar al venezolano de hace 30 años.

“Hace 30 años Venezuela era otra. Era la Venezuela de la época de Baralt y Cecilio Acosta”.

Sin embargo, prefiere continuar en el país en el que ha vivido casi toda su vida y en el que ha pintado sus mejores obras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí