La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, pidió a los ciudadanos de la entidad no resignarse y mantener viva la fe, pues a su juicio “ya comenzó el principio del fin”.

La aseveración la hizo en una asamblea de ciudadanos  en la comunidad de Quinimari, en la parte alta de la ciudad, donde un grupo de habitantes del sector le manifestaron su apoyo y expresaron estar de acuerdo con su propuesta política y visión de país.

—Frente a la crisis social hay mucha incertidumbre; algunos caen en desesperanza y angustia, pero yo, como gobernante, le pido a mi pueblo que no se deje llevar por la desesperanza; vamos a recuperar el país y de eso no tengo ninguna duda; yo sé que los venezolanos vamos a lograrlo, porque somos gente trabajadora, aguerrida y mayoritariamente democrática -indicó-.

Gobierno de unidad

De igual forma, la mandataria regional señaló que el Táchira en este momento tiene un gobierno de unidad. Recalcó que su tren ejecutivo está integrado por dirigentes de las diferentes toldas políticas y en ellos la colectividad se puede sentir representada y “tener la certeza que quienes integramos la gobernación estamos trabajando para mitigar la crisis social que afecta a los sectores más vulnerables”.

—Ni me vencen, ni me resigno, y seguiré al lado del pueblo porque vamos a salir de esta desgracia. Hoy tenemos a un líder, tenemos a Juan Guaidó, que logró visibilizar a Venezuela ante la comunidad internacional. Él nos representa y no podemos en este momento dividirnos. Vamos a creer en este proyecto nacional, porque unidos lo vamos a lograr -reiteró-.

Gómez expresó que el informe que entregó la alta comisionada de los Derechos Humanos es un aporte significativo en este momento, porque en él quedó documentada la sistemática violación de los derechos en Venezuela, la existencia de presos políticos y torturas, la falta de insumos y medicamentos que afectan la atención hospitalaria.

—La confirmación de una severa crisis que tiene a este pueblo pasando hambre, entre otros aspectos que hoy nos dan la razón, al afirmar que existe una crisis humanitaria y desde la oposición lo hemos venido señalando -apuntó-.

Ante las solicitudes de la comunidad de Quinimarí y Pirineos, la gobernadora aseguró que se iniciará, entre el 22 y el 25 de julio, una jornada de mantenimiento al sistema de alumbrado público, a través de las cuadrillas de Corpointa, y que se llevaría algunas otras solicitudes y requerimientos más puntuales para ver de qué forma brinda asistencia a la sociedad civil que le acompañó en esta actividad.

Augusto Medina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí