FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

La Casa Blanca divulgó este martes información de inteligencia recientemente desclasificada que confirma que el grupo mercenario ruso Wagner se prepara para proporcionar capacidad de defensa aérea “a Hezbollah o a Irán” bajo la dirección del Gobierno ruso, según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

La nueva información no especificó de dónde procedería el sistema de misiles. Sin embargo, CNN reportó previamente que el grupo Wagner recibió el encargo de llevar a cabo la entrega de un sistema de misiles tierra-aire SA-22 desde Siria al grupo militante Hezbollah en el Líbano, respaldado por Irán.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, accedió a proporcionar a Hezbollah el sistema de defensa antimisiles de fabricación rusa, conocido como Pantsir, dijeron a CNN el mes pasado dos personas familiarizadas con la información.

“Vigilaremos de cerca si Wagner proporciona equipamiento militar a Hezbollah o a Irán”, afirmó Kirby. “Estamos preparados para utilizar nuestras autoridades competentes en materia de sanciones antiterroristas contra individuos o entidades rusas que realicen estas transferencias desestabilizadoras”.

El papel de Rusia al dirigir la transferencia de un sistema de defensa antiaérea a Hezbollah refleja la actual relación armamentística de Moscú con Irán y sus apoderados, que no ha hecho más que reforzarse desde que Rusia invadió Ucrania en febrero de 2022. A Estados Unidos también le preocupa que Irán se esté preparando para proporcionar a Rusia misiles balísticos, que mostró al ministro de Defensa de Rusia, Shoigu, durante la visita de este último a Teherán en septiembre, dijo Kirby este martes.

Wagner y los combatientes de Hezbollah también han operado en Siria durante años, donde trabajan junto a las fuerzas armadas rusas y sirias para reforzar el régimen de Assad contra la oposición siria. Hezbollah comenzó a retirar a sus combatientes en los últimos años, pero el grupo también está respaldado por Irán, que es un estrecho aliado de Assad. Una fuente familiarizada con la inteligencia occidental dijo previamente a CNN que hay pruebas de una creciente colaboración entre Hezbollah y Wagner en Siria.

Le puede interesar.  La muerte lenta de la identidad chavista

La posibilidad de que Hezbollah disponga pronto de un nuevo sistema de defensa antiaérea se produce en medio de la preocupación de que los militantes estén considerando abrir un nuevo frente en la guerra de Israel contra Hamas, en la frontera norte de Israel con Líbano. Estados Unidos ha advertido repetidamente a Hezbollah y a otros grupos apoyados por Irán que se mantengan al margen del conflicto y desplegó portaaviones y tropas en la región para tratar de disuadir de una posible escalada.

Sin embargo, las milicias apoyadas por Irán han lanzado más de 60 ataques contra las fuerzas estadounidenses en Irak y Siria desde el 17 de octubre, lo que llevó a Estados Unidos a responder con ataques contra los militantes.

La comunidad de inteligencia estadounidense calcula que Irán ha estado calibrando su respuesta a la intervención militar de Israel en Gaza para evitar un conflicto directo con Israel o Estados Unidos, aunque sin dejar de imponer costos a sus adversarios a través de sus grupos interpuestos, reportó CNN.

Sin embargo, Irán no mantiene un control perfecto de su paraguas de estos grupos interpuestos, dicen los funcionarios, en particular sobre Hezbollah. Este grupo es aliado de Hamas, que atacó Israel el 7 de octubre, y desde hace tiempo se ha posicionado como combatiente contra Israel.

Hezbollah e Israel se han atacado mutuamente en el norte de Israel y el sur de Líbano durante el último mes, pero los funcionarios estadounidenses creen que Hezbollah no tiene previsto por ahora entrar en la guerra por la fuerza.

Con información de CNN

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí