Sobre el fallecimiento de Salvador Franco, el presidente interino Juan Guaidó catalogó su muerte como un “asesinato de la dictadura”, puesto que el pemón venezolano se encontraba detenido por el régimen de Nicolás Maduro y no recibió la atención médica que requería para tratar su estado de desnutrición.

“Es un patrón de este régimen la persecución, el secuestro, la tortura y hasta el asesinato político y por eso están señalados como criminales de lesa humanidad e investigados por la justicia internacional”,

sentenció Guaidó a través de su cuenta de Twitter.

Humberto Prados, comisionado presidencial para los derechos humanos y atención a las víctimas, precisó que el detenido presentaba dificulta para respirar y escupía sangre. Aunque el juez del caso ordenó que fuera llevado a un centro asistencial, se le negó el traslado.  

El representante del gobierno interino se encuentra documentando el caso a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para mantener registro del hecho.

Guaidó tiene confianza en que cada violación a los derechos humanos en Venezuela tendrá consecuencias sobre los culpables.

“Tendremos justicia”, puntualizó.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Caminantes venezolanos se refugian de las lluvias en la zona fronteriza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí