FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

El gobierno de Guatemala informó este lunes que, en cuatro días, negó el ingreso a 548 migrantes, de los cuales 361 eran venezolanos, por no contar con los requisitos respectivos para avanzar por el país centroamericano.

El aumento en el flujo migratorio tuvo lugar después de que las autoridades hondureñas informaran que se estaba formando una caravana migrante en San Pedro Sula, con intención de cruzar Guatemala.

En la mayoría de los casos, el objetivo de los migrantes es cruzar Guatemala y México, aproximadamente un trayecto de más de 3.000 kilómetros, para llegar posteriormente a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

La denegación de ingreso para los migrantes irregulares tuvo lugar en las aduanas de Agua Caliente y El Corizo, ambas en la frontera con Honduras y ubicadas en el este del territorio guatemalteco.

Los cálculos oficiales precisan que al menos 11.000 personas han sido expulsadas este año de Guatemala a Honduras, después de ingresar de manera ilegal desde este último país.

Las autoridades migratorias guatemaltecas se mantienen en alerta y con vigilancia en la zona ante cualquier eventualidad, indicaron a periodistas.

Debido a su posición geográfica, cada año miles de migrantes de docenas de nacionalidades intentan cruzar Guatemala, y luego México, para llegar a Estados Unidos en busca del ‘sueño americano’. 

Con información de EFE

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare
Le puede interesar.  Buenos Aires celebró la integración de los migrantes venezolanos en Argentina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí