Costa Rica es uno de los países que integra la ruta de los venezolanos que cruzan el tapón del Darién en su travesía hacia Estados Unidos. Por ello, la Iglesia Católica en ese país habilitó tres albergues para atender a los migrantes que pasan por allí tras sobrevivir a la peligrosa selva, ubicada en la frontera entre Colombia y Panamá.

La Asociación Obras del Espíritu Santo atiende a los migrantes que suelen contraer infecciones respiratorios y gastrointestinales en su paso por la zona. El equipo de la organización católica prioriza a las personas que transitan con menores de edad, según reportó el medio En Frontera.

Sergio Valverde, sacerdote que dirige la asociación, entrega diariamente alrededor de 300 comidas a los migrantes que llegan a la localidad de San José. Frente a las múltiples necesidades que presenta la mayoría, habilitaron albergues para que puedan asearse, descansar, alimentarse y recibir asistencia médica básica, así como apoyo psicológico y espiritual.

Al menos 44.943 personas procedentes de Venezuela cruzaron la selva del Darién durante los primeros siete meses del año 2022, según la cifra ofrecida por el comisionado de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky.

Esta cifra demuestra que cada hora 9 venezolanos transitan por el temido tapón del Darién. “Cuando se huye de una dictadura uno no decide cuándo, cómo o dónde. Estoy consciente de eso. Pero si es posible evitar el Darién evítenlo”, advirtió el comisionado.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Colombia requiere 641 millones de dólares para atender a migrantes venezolanos en 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí