Con la entrada en vigor del nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) hasta los extranjeros y migrantes que se encuentren en el país se atenderán de manera gratuita.

Esta nueva disposición es vista por legisladores federales como una carga más fuerte para las finanzas del país. Estiman que el Insabi se sature y no preste servicio a todos los mexicanos. Se dio a conocer que el 1 de enero entró en vigor el Insabi el cual tiene la misión de dar atención médica y medicamentos gratuitos.

Dicho servicio no solo se prestará a los 71 millones de mexicanos que no tienen IMSS e ISSSTE sino a extranjeros que estén en el país. El Insabi respaldará a 1 millón 170,000 personas que ingresaron al país en forma irregular, cifra reportada por el Instituto Nacional de Migración (INM).

“Es una cuestión humanitaria atender a la gente (migrante) en cuestión de salud. El asunto aquí es que no va a haber recursos suficientes para atender a la población con necesidades de atención médica”, declaró ayer a El Horizonte la presidenta de la organización Pro Propuesta Ciudadana y exdiputada federal, Verónica Sada.

Le puede interesar.  Álvaro Uribe: La Venezuela de Maduro va llegando a la fase plena del comunismo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí