Los reclusos del Centro Penitenciario de Occidente (CPO), en el estado  Táchira (Venezuela), más conocida como cárcel de Santa Ana, iniciaron una protesta por falta de alimentos que tiene en vilo a unos mil reclusos, de los cuales cerca de un centenar, son colombianos.

“En el Centro Penitenciario de Occidente se acabó la comida”, denunció Raiza Ramírez Pino, coordinadora del Observatorio de Prisiones del Táchira. 

“Solo les dan una especie de sopa de pasta, sin proteína ni vegetales, a la que ellos llaman ‘aguarote’. Hay presos cuyo deterioro físico es evidente, han perdido hasta de 18 kilos de peso” detalló la abogada.

Y añadió: “entre los dos penales hay más de 100 colombianos. La mayoría de ellos no tiene familia en el país y la asistencia por parte de su consulado se ha visto bastante limitada, a veces ni siquiera dejan entrar a sus abogados.

La protesta 

Este miércoles, comenzaron a escucharse detonaciones y espesas nubes de humo se observaban desde los alrededores. Se pudo conocer que los reclusos mantenían retenidos al menos a siete de sus custodios e hicieron hogueras con colchonetas a manera de protesta.

Según destaca La Opinión, Mientras tanto, los familiares se agolpaban a las afueras de la institución carcelaria, quienes denunciaron que las fallas en la alimentación se mantienen desde hace varias semanas y pedían mayor flexibilidad por parte de las autoridades carcelarias.

“No nos dejan traerles comida y ellos ahí adentro lo que comen es pura pasta con agua”, reclamó una madre. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí