Las fuerzas de seguridad venezolanas y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) son cómplices en numerosos abusos contra la población civil en la frontera entre Venezuela y Colombia, así lo denuncia el último informe de la organización Human Rights Watch (HRW).

Según la organización, “múltiples testigos, personas desplazadas y funcionarios humanitarios”, les confirmaron la alianza de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con el grupo guerrillero colombiano y su participación en crímenes, que incluyen asesinatos y desapariciones forzadas.

La investigación incluye visitas a a los departamentos colombianos de Vichada y Arauca en febrero de este año y entrevistas con más de 100 personas, entre ellos desplazados, líderes comunitarios e indígenas, funcionarios judiciales, autoridades locales colombianas y representantes de organizaciones humanitarias y de derechos humanos.

Los enfrentamientos entre grupos armados en la frontera han provocado “un aumento dramático de la violencia” en los primeros meses de 2022, forzando a miles de personas a huir de sus hogares, de acuerdo con el documento, avanzado por el diario colombiano ‘El Tiempo’.

El corazón de este informe es la violencia que se viene registrando en el marco de los enfrentamientos entre el Comando Conjunto de Oriente -una coalición de grupos disidentes que surgieron tras la desmovilización de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)- y el ELN, que se disputan el control del territorio y el tráfico de droga en el departamento de Arauca y el estado venezolano de Apure.

Información de Europa Press

Le puede interesar.  Guaidó: en Venezuela podrían haber más de 200 casos de Coronavirus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí